Lograr cincuenta puntos en la clasificación de Segunda es, según el centrocampista Ismael López, el objetivo que tiene que perseguir el Hércules para no pasar apuros con respecto a la zona baja. El medio no descartó el ascenso a Primera, pese a que el club está a ocho puntos de la cabeza: «El ascenso está difícil, pero no es algo imposible». «No podemos arrojar la toalla y centrarnos en otro objetivo», comentó el futbolista granadino. «Los cincuenta puntos son un primer paso para poder optar a otras cosas y que hay que pasar irremediablemente. Ojalá lo logremos pronto para poder optar a más cosas», señaló el jugador.