Isco Alarcón.
Isco Alarcón. EFE

La figura de Isco Alarcón es sin duda una de las que más polémica está generando desde que Santi Solari aterrizase en el banquillo merengue. El jugador malagueño no ha sido ni una sola vez titular desde el cambio de técnico, y los rumores acerca de esas reiteradas suplencias se han propagado en los últimos días.

Se ha dicho mucho acerca de que Solari no cuente con él, desde que ha habido un enfrentamiento personal -algunos medios señalaron que por un mal gesto del jugador a su entrenador en Balaídos-, hasta que las características del jugador no encajan con lo que demanda el exentrenador del Castilla, hasta el último argumento, que es que Isco está gordo.

El internacional español se lo ha tomado con humor, y no ha dudado en lanzar un recadito a los que han asegurado que este es el motivo de sus suplencias, lanzando una story en Instagram, acompañada con una fotografía sin camiseta y en la que incorpora una encuesta: ¿Estoy gordo?

Isco