Diego Milito
Diego Milito, delantero del Inter, celebra el gol que dio el 'scudetto' a su equipo. EFE/GIORGIO BENVENUTI

El Inter de Milán se alzó con su quinto 'scudetto' consecutivo gracias a un gol del argentino Diego Milito en el minuto 57 ante el Siena, cuando la suerte ya parecía decidida a favor de la Roma.

Los hombres de José Mourinho suben así el 18 título de Liga al palmarés de la entidad 'nerazzurra' y logran su segundo título de la temporada (tras el de Copa), a la espera de conseguir el 'triplete', el próximo 22 de mayo en la final de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich.

El Inter sigue siendo el gran dominador en Italia, esta temporada se ha llevado el 'doblete'

De nada sirvió que los de Claudio Ranieri se impusieran al Chievo por 0-2, una victoria que hasta el descanso les ponía como Campeones de Liga.

Mourinho demostró desde el principio su intención de no arriesgar y de no dejar la coronación del Inter como campeón al azar y alineó un once inicial marcadamente ofensivo con el argentino Diego Milito como delantero centro con el apoyo del tridente Eto'o-Sneijder-Balotelli.

Sin embargo, y a pesar de las numerosas ocasiones creadas, los interistas despidieron el primer tiempo con un 0-0 en el marcador, con el que veían como un título que llegaron a tener casi en el bolsillo se les alejaba por culpa de los goles de Mirko Vucinic y Daniele De Rossi ante el Chievo, que daban a la Roma el Campeonato.

Pero después del descanso, Milito se confirmó una vez más como uno de los jugadores claves del equipo y puso fin a los sueños 'romanistas' con una diagonal, tras un pase del capitán Javier Zanetti, con la que lograba la ventaja y encaminaba a los 'nerazzurri' hacía el título.

En Verona, en el minuto 39 el montenegrino Mirko Vucinic adelantaba en el marcador ala Roma al rematar con la derecha un pase de Daniele De Rossi, quien diecisiete minutos después ampliaba la ventaja de romana, con la derecha desde los 25 metros.

Los romanos hicieron todo lo que estuvo en su mano para lograr el Campeonato pero no fue suficiente, les 'falló' el Inter que cumpliendo todos los pronósticos logró una nueva victoria y se confirmó como mejor equipo de Italia.