Materazzi
Materazzi reivindica su apellido tras anotar uno de los dos goles que firmó con el Inter. (CARLO FERRERO / EFE) EFE

El Inter de Milán, con su triunfo en terreno del Siena (1-2 ) y la derrota de la Roma en su visita al Atalanta (2-1), en partidos de la trigésimo tercera jornada liguera, ha conquistado hoy matemáticamente el decimoquinto título liguero de su historia.

Los jugadores lucieron una camiseta con la palabra "CAMPION" tras el partido, pese a que aún no había terminado el partido de la Roma
A falta de cinco jornadas para la conclusión del campeonato liguero 2006-07, la ventaja del Inter de Milán sobre el segundo clasificado, el Roma, es de dieciséis puntos, lo que ha permitido al club milanés cantar un "alirón" que no pudo gritar el pasado miércoles al caer en propio campo ante el conjunto romano.

Y fue Materazzi el autor de los dos goles del Inter: el primero, tras saque de esquina (m.18); el segundo, de penalti (m.60) repetido en dos ocasiones y protestado por el Siena al entender que la falta del meta Manninger a Julio Cruz pudo ser fuera del área.

En medio, el Inter se encontró con un Siena peleón, que igualó pronto con Negro (m.20) y que, tras el 1-2, tuvo al menos tres ocasiones claras para una nueva igualada. No lo hizo, pero lo hubiera merecido.

Con el partido acabado, los jugadores interistas se lanzaron a celebrar el título con una camiseta del equipo en la que estaba escrita en grandes letras la palabra "CAMPIONI" (campeones), pese a que aún restaban unos cinco minutos en Bérgamo.