Adri Pedrosa y Nelson Semedo
Adri Pedrosa pugna por un balón con Nelson Semedo durante el Barcelona-Espanyol. EFE

La enemistad entre FC Barcelona y Espanyol es tan enconada que incluso un gesto tan común en el fútbol como intercambiarse una camiseta puede ser entendida como una imperdonable ofensa por parte de la afición. Es lo que le ha ocurrido y está sufriendo el joven Adrián Pedrosa, un canterano del equipo perico que tuvo la 'osadía' (o así lo considera un sector del espanyolismo) de pedirle la camiseta a Messi tras el derbi que ganaron los blaugrana.

Cuando el colegiado pitó el final del partido, Adri Pedrosa se fue hacia el capitán del conjunto culé para pedir que se intercambiaran la camiseta. La imagen fue captada por las cámaras que, como suele ser habitual, no se despegan de Messi, lo que ha sido considerado como una ofensa muy grave a sus colores por un sector de su propia afición.

Las redes sociales del joven de 20 años se están llenando de menciones nada amables. Todo lo contrario: insultos, amenazas, menosprecios... un acoso cibernético en toda regla en el que, por el momento, no ha participado el afectado.

"Comepollas asqueroso, así revientes", "Eres un Judas", "Puto perro asqueroso... mucho cuidado por Barcelona... el escudo que llevas no lo mereces desgraciado!!!!"... Estas son sólo algunas menciones que han llegado a la última publicación del instagram del defensa, que ni siquiera es de este partido, sino de otro hace semanas. También las palabras de Gerard Piqué en 'La Resistencia' han generado un caldo de cultivo que no ha gustado a la afición. "Espero que salgas a pedir perdon públicamente como mínimo", le decía otro.

Ver esta publicación en Instagram

Con ganas de más!⚽️🔥

Una publicación compartida de Adrian Giner Pedrosa (@adripedrosa_) el14 Mar, 2019 a las 3:10 PDT