Íñigo López Montaña
El jugador del Deportivo de La Coruña y exjugador del Huesca, Íñigo López Montaña, otro de los detenidos en la operación policial contra una organización que amañaba partidos de fútbol. SD HUESCA

Íñigo López, actual jugador del Deportivo de La Coruña, exjugador del Huesca, y uno de los implicados en la trama de amaños de partidos desvelada por la Operación Oikos, admite, en una entrevista publicada este martes en el diario El Mundo, que existió un pacto entre el equipo oscense y el Nàstic para que el conjunto aragonés, ascendido ya a Primera, perdiese contra los de Tarragona, que se jugaban la permanencia en Segunda División, en el encuentro de la temporada pasada que ambos disputaron el 27 de mayo de 2018.

"En los últimos partidos se suele mirar el calendario y se habla, porque se conoce a la gente. No es que nos reunamos o se quede en un sitio. Simplemente se dice: 'Oye, no nos fastidiemos, para el que necesite los puntos'. La cosa queda así y no se vuelve a hablar", afirma López, en la entrevista.

"Cualquiera que haya jugado al fútbol y haya estado en este mundo sabe que esto ha existido desde mucho antes que nosotros. Lo que ocurre es que el asunto de las apuestas lo ha sobredimensionado todo", agrega. Preguntado sobre cómo se ejecuta el pacto una vez en el campo, responde: "Bajamos la intensidad, simple y llanamente. No se sale a matar".

El jugador niega, no obstante, cualquier conexión con los apostantes en ese partido, cuyas cifras disparadas acabaron provocando la Operación Oikos. López reconoce que ha realizado apuestas, pero aclara que "jamás a equipos de mi categoría". "Apuesto a partidos de Champions y a otras competiciones", añade.

Iñigo López fue detenido y posteriormente puesto en libertad con cargos, en el marco de la Operación Oikos. Ha sido señalado en la investigación como intermediario entre los cabecillas y el presidente del Huesca, club en el que militó entre 2015 y 2018.

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía (UDEV) estima que el coste del amaño del partido entre el Huesca y el Nàstic habría ascendido a 200.000 euros. Las alarmas saltaron unos días antes de la celebración del encuentro, debido a cuotas inusuales en favor del Nàstic en una determinada casa de apuestas.

LaLiga abre un procedimiento

El Juez de Disciplina Social de LaLiga ha abierto un "procedimiento de información reservada" a raíz de las declaraciones de Iñigo López, con objeto de discernir la posible responsabilidad de Huesca y Nástic.

Si existiera esa responsabilidad, dice una nota de LaLiga, podría dar lugar "a las consecuencias disciplinarias oportunas por posible infracción del artículo 69.2.i) de los Estatutos Sociales de LaLiga. "Se consideran como infracciones muy graves: Las actuaciones dirigidas a predeterminar, determinar o alterar en cualquier tiempo y/o forma, mediante precio, intimidación o simples acuerdos, el resultado de un partido o competición".