Ferrero le echó a la primera del Máster Series de Madrid (7-6 y 7-5), pero, a pesar de su derrota, el tenista mallorquín ha logrado este año ascender del 43, al puesto número 13 en el ranking mundial.

Éste ha sido el año del resurgimiento de Moyá. ¿Qué ha sido el detonante?

La mentalización. Este año me fijé el objetivo de estar entre los 20 primeros del mundo y he luchado para lograrlo. También cambié de entrenador; ahora tengo un gran equipo detrás.

Una lástima no poder pelear el Másters de Shanghai...

Sí, me hacía ilusión, pero tampoco me obsesionaba la idea porque ya he estado en otros Másters.

¿Federer es invencible?

Arrebatarle el número 1 del mundo parece que sí, al menos de momento, pero ganarle un partido no es imposible.

Usted es zurdo y juega al tenis con la derecha; Nadal es diestro y utiliza la izquierda. ¿Hay alguna explicación?

Pues la verdad es que ni yo mismo sabría decirte por qué. Será que en Mallorca somos un poco raros.

En un vídeo de YoutTube se le ve goleando a Nadal en un videojuego de fútbol, ¿se pican mucho con la consola en las habitaciones de los hoteles?

Sí, bastante. Por las noches solemos jugar un poco antes de irnos a dormir.

¿Alguna vez les han llamado la atención por armar jaleo?

(Ríe). Sí, más de una.

¿Qué piensa de las denuncias de Andy Murray sobre partidos amañados por apuestas en el tenis?

Siempre se oye algo, pero si eso ha pasado, será en torneos menores.

BIO

Nació en Palma de Mallorca y tiene 31 años. Ganó Roland Garros en 1998 y fue número 1 del mundo en 1999.