Ciclista acusado de abusos
El belga Iljo Keisse (izquierda) fue acusado de abuso sexual por apoyar sus genitales en el cuerpo de una camarera. Telesol Diario

El ciclista belga Iljo Keisse tendrá que responder ante la justicia argentina, después de haber sido denunciado por una camarera por abuso sexual. Todo se debe a una foto que se hizo junto a sus compañeros del Deceuninck-Quick Step a petición de una camararera, que es la víctima del presunto abuso, durante la Vuelta a San Juan.

El hecho se produjo en la jornada del viernes. La camarera lo explica a 'Telesol diario': "Hablo algo de inglés. Me hicieron el pedido. No sabía que estaba la Vuelta a San Juan y me explicaron que estaban haciendo, que venían a competir. Les pedí una foto y ahí sentí que me apoyaron. Pensé que fue un accidente, pero después me di cuenta que no había sido así".

Lo que parecía una broma o un despiste, no fue tal, como se ve en la imagen. El enfado de la camarera fue tal que inmediatamente fue a poner una denuncia a la comisaría. "Estoy muy enojada. Me faltaron el respeto; estaba trabajando. Les pedí una foto y me faltaron el respeto. Ya hablé con mis abogados para ver qué hacemos. Mi compañero vio la situación y él está de testigo", asegura.

La denunciante acusa tanto a Keisse, que es quien apoya su zona genital contra el cuerpo de la camarera, como al resto de componentes del equipo. "No pueden venir a otro país y tratar a las mujeres como cosas, como algo insignificante y sin valor. Esto es Argentina y no va a venir a hacer lo que quiera. Espero que al menos lo sancionen o le llamen la atención por hacer lo que hizo", asegura.

Keisse se defiende

El ciclista ha ofrecido una rueda de prensa para dar su punto de vista de la polémica. En la misma ha admitido que hizo "un estúpido gesto" en el momento de tomarse la foto, pero niega que abusara de la camarera: "No es la mejor broma que he hecho en mi vida pero tampoco soy un criminal. No la toqué y estoy muy dolido por todo esto. Quiero perdirle perdón a esta chica".

Keisse ha confirmado la existencia de la denuncia pero ha reconocido que acudió a la policía para dar su versión de lo ocurrido: "Legalmente, el caso está cerrado. No volverá a suceder. Tengo cierto peso dentro del equipo e intento ser ejemplar pero he cometido un error", recalcó.

El deportista también ha publicado un tweet en el que quiere "pedir disculpas a todos por el gesto que hice la semana pasada. No quería ofender a nadie y lo lamento mucho. Sé que he cometido un error pero no soy una persona irrespetuosa, vuelvo a pedir disculpas".