El portero del Real Madrid Iker Casillas ha señalado, antes del partido de ida de octavos de final de la Champions League ante el Schalke en Gelsenkirchen este miércoles (20.45 horas), que haberse "enfrentado" al conjunto alemán el curso pasado en los octavos de final no les "beneficia" y "si acaso" da "ventaja" a los alemanes para el choque.

"El hecho de habernos enfrentado a ellos el año pasado no nos beneficia. Si acaso, les da a ellos ventaja. Sería un error pensar que jugar en Gelsenkirchen será fácil y que repetiremos lo del año pasado. Al contrario, tenemos que ser precavidos e ir allí con humildad. Será una eliminatoria muy dura", confesó Casillas.

Será un partido muy difícil y una eliminatoria muy dura

Por ello, el guardameta mostoleño opinó que será un partido "muy difícil". "El ambiente en Alemania será muy intenso. Ellos son conscientes de que tienen una oportunidad para vengarse y esperamos un partido duro", apuntó.

Cuestionado por la plantilla, Casillas manifestó que "esta temporada" algunos jugadores importantes para el estilo de juego del equipo, como Xabi Alonso o Ángel di María, "dejaron el club", pero que "otros llegaron y se han convertido en piezas fundamentales, como James o Toni Kroos". "Las estadísticas están ahí y lo demuestran. Kroos se siente muy cómodo con el balón. Le gusta moverlo, pasarlo rápidamente de derecha a izquierda", indicó del germano.

"Kroos es rápido y joven. Ha estado jugando al máximo nivel mucho tiempo, así que creo que el Real Madrid acertó fichándolo, sobre todo teniendo en cuenta su edad. Ya ha demostrado que puede ser clave en el centro del campo", opinó el internacional.

"Especial" para Kroos

Toni Kroos reconoció que "es especial" para él regresar como jugador del Real Madrid a Alemania. "Es particular volver. Es una sensación bonita regresar a Alemania con la camiseta del Real Madrid y como jugador madridista", reconoció.

"Recuerdo bien los partidos que disputé en este estadio con el Bayern, logramos buenos resultados. Espero que se repita. Es especial para mí, tengo una bonita sensación", añadió.

Kroos defendió que su estado físico es óptimo y que el momento por el que pasa el Real Madrid no es malo, salvo por el mal partido que jugó en el derbi madrileño del Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid. "Fue un mal resultado en Liga en el derbi, el elemento negativo de las últimas semanas, pero el estado general del equipo no es tan malo. Tenemos cuatro bajas importantes, pero no es que no tengamos soluciones o alternativas. Yo me siento físicamente bien", dijo.

Tenemos cuatro bajas importantes, pero no es que no tengamos soluciones o alternativas

Kroos descartó que la plantilla madridista esté pensando en repetir la goleada de hace un año, cuando vapuleó al Schalke 1-6 en la ida de octavos de final.

"Un resultado de esta dimensión es lo de menos, lo que nos importa claramente es pasar ronda. Vi el partido del año pasado y se dio porque el Schalke se abrió y atacó. No tiene por qué pasar mañana, nos conformamos con un buen resultado para resolver la eliminatoria en el Bernabéu, pero no pensamos en ganar 1-6", aseguró.

Por último, reconoció que su aprendizaje del español mejora cada semana y le ayuda a estar integrado en el Real Madrid, en el que Carlo Ancelotti ha modificado su posición en el terreno de juego.

"El pase al extranjero siempre es una experiencia nueva, empieza con el idioma, vas aprendiendo una nueva lengua, pero hay otros elementos que tienes que gestionar, forman parte de tu día a día y no se limitan al terreno de juego, son cosas de la vida en las que el club me ha ayudado muchísimo en todos los niveles", señaló.

"Paulatinamente noto progreso a nivel lingüístico que me facilita la comunicación y me voy acercando al cien por cien para lograr la integración en el equipo. En lo deportivo, la posición en el campo es ligeramente diferente, es más defensiva, pero me estoy acostumbrando a ella", concluyó.