Gerard Moreno
Gerard Moreno, delantero del RCD Espanyol, en Montilivi, donde marcó dos goles a Bono. EFE

A entrenador nuevo, victoria segura. Eso fue lo que le ocurrió a David Gallego, el sustituto de Quique Sánchez Flores, en el banquillo perico. Es verdad que el equipo se pareció mucho al del anterior inquilino del banquillo, pero los dos goles de Gerard Moreno devolvieron la sonrisa a la parroquia blanquiazul. Esa misma alegría es la que pretende mantener frente a la Unión Deportiva Las Palmas, ya descendida, por lo que la importancia de los puntos es prácticamente testimonial. El nuevo técnico se ha querido desmarcar del gusto futbolístico de Quique desde el primer minuto y ha prometido un Espanyol más ofensivo, más vistoso y con mayor posesión del balón.

Gallego no podra contar con Diego López ni con  Pablo Piatti, además de la duda de Óscar Duarte. Habrá que ver cómo recompone el centro del campo para ver si los hechos acompañan a sus palabras. En cualquier caso, todos los ojos miran a Gerard Moreno, el futbolista que indiscutiblemente ha hecho que el sufrimiento esta temporada sea mucho menor, marcando la mitad de los goles que lleva su equipo y que es más importante que Messi para sus más fieles.

Paco Jémez es cualquier cosa, pero no un técnico conformista. El descenso de categoría no va a impedir que Las Palmas intente imponer su personalidad y también abogando por esa propuesta ofensiva tan común en su entrenador.  Además de Bigas, no podrá contar con Peñalba, con Emenike ni con Momo. Erik Expósito es duda  en el equipo canario, pero, en cualquier caso, intentará disponer un once atractivo y que pueda intentar dar una mínima alegría a una afición tocada y dolida por el mal año de los suyos a todos los niveles.

El partido se disputa este sábado 28 de abril, a las 13:00 horas, y se puede seguir en directo en Bein Sports y en www.20minutos.es.