Homenaje a Bianchi
Los pilotos del Mundial de Fórmula 1 homenajean a Bianchi en Hungría. EFE

Los pilotos que participan en el Gran Premio de Hungría, la décima prueba del Mundial de Fórmula 1, así como los padres y hermanos del fallecido, guardaron este domingo, un sentido minuto de silencio en la parrilla del Hungaroring, en memoria del francés Jules Bianchi.

Todos los pilotos, entre ellos los cinco campeones del mundo en pista —el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), con cuatro títulos; el español Fernando Alonso (McLaren) y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), dobles campeones; el inglés Jenson Button (McLaren) y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari)— guardaron un sentido minuto de silencio en la primera fila de la parrilla de salida del Gran Premio de Hungría.

Lugar en el que también se situaron los padres del piloto fallecido, Philippe y Christine: y sus hermanos, Tom y Mélanie, que recibieron las condolencias de todos y cada uno de los pilotos, entre ellos los otros dos españoles, Carlos Sainz (Toro Rosso) y Roberto Merhi (Manor), así como de la mayoría de los responsables de las escuderías que compiten en el Mundial.

Especialmente emocionado se mostró el brasileño Felipe Massa (Williams), con el que Bianchi, integrante en su día de la Escuela de pilotos jóvenes de Ferrari, compartía representante, Nicolas Todt.

También se abrazó con fuerza y especial cariño a los padres y hermanos de Bianchi el doble campeón mundial asturiano Alonso, que entabló amistad y compartió entrenamientos con el galo durante su periplo en la escudería de Maranello.

Los pilotos y familiares del fallecido guardaron el minuto de silencio abrazados en un círculo, en cuyo centro situaron los cascos con los que compiten, en homenaje al malogrado piloto francés.

Los integrantes de la escudería Manor, 'heredera' de la estructura de Marussia, para la que pilotaba el francés, portaron un cartel que rezaba el lema "Te echamos de menos Jules ("We miss you Jules", en inglés) en recuerdo a Bianchi, de 25 años, que sufrió un brutal accidente el pasado mes de octubre en el circuito de Suzuka, durante el Gran Premio de Japón.