Con máscara, la otra cara de las chicas del hockey hierba

  • Las jugadoras de hockey hierba la usan como "protección y seguridad".
  • "Te juegas la cara: es muy incómoda, pero muy necesaria".
  • Sin la máscara, han padecido desprendimientos de retina e intervenciones faciales en jugadas peligrosas.
Las chicas del hockey hierba femenino con la máscara
Las chicas del hockey hierba femenino con la máscara

Muñoz, Termens, Ybarra y Romagosa, integrantes del equipo español de hockey hierba femenino, son las chicas de la máscara. Como Rey Misterio, de Pressing Catch, aunque "nosotras las usamos para protegernos de verdad". Habla, con una sonrisa, Esther Termens, el número 21 del combinado español. Se la ponen en muy pocas ocasiones. Escasas y valiosísimas "porque te juegas la cara", aclara más seria ahora.

Bolas durísimas y a alta velocidad

La jugada transcurre en el llamado penalty-corner. El que lo lanza, lo hace desde la línea de fondo, sin oposición. El equipo penalizado pone a cuatro jugadoras bajo el arco, más la portera. Ésta va perfectamente equipada siempre, pero las cuatro defensoras usan la protección para evitar un golpe de la bola, durísima, y a alta velocidad en el lanzamiento. Después de la pena máxima, hay que quitarse la máscara. Si sales del área con ella puesta, te pitan otro penalty en contra.

Si os habéis perdido el detalle o queréis fijaros, este miércoles tenéis una oportunidad. España juega contra EE UU por el séptimo puesto en los Juegos Olímpicos (11.00 h, en Pekín; 6 horas menos ahí).

Cirugía estética y desprendimiento de retina

"Le abrieron medio rostro y tuvieron que hacerle cirugía estética"
Son máscaras
de quita y pon. Una segunda piel irrompible.
"Si puedes evitar el impacto, mejor", apunta Silvia Muñoz, la capitana. Zambombazo que sí recibió Mª Carmen Barea.
"Le abrieron medio rostro y tuvieron que hacerle hasta cirugía estética", apunta. Y Marta Martí, jugadora del Egara, hubo de ser intervenida, a principios de año, por
un desprendimiento de retina.

Seguridad, protección y prevención

Seguridad, protección y prevención son los valores del artilugio que veis en la foto. Lo argumenta Ivet Imbert, ex internacional, y ahora jefa de equipo de la selección. Se fabrican en Alemania. La casa TK es una de las que lo manufacturan. "Antes de cada torneo se deben presentar para que las homologuen y las podamos utilizar", afirma.

Su uso es voluntario, pero la federación internacional y los organizadores olímpicos hace poco que la permiten. En Atenas, hace cuatro años, sólo la jugadora del poste. En Pekín, las cuatro. "Es muy incómoda, pero muy necesaria", detalla Termens. Y concluye Muñoz. "Sí, pierdes el temor".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento