En la mañana de la gran final de la Champions League, que enfrenta en Milán a Real Madrid y Atlético de Madrid, la Galería Víctor Manuel II, junto a la plaza del Duomo, se convirtió en el centro neurálgico para ambas aficiones.

En tan incomparable marco tuvieron lugar los primeros 'piques' entre aficiones, por lo menos en cuanto a cánticos.

Los rojiblancos fueron más ruidosos que sus rivales, y sus cánticos fueron los predominantes en esta zona comercial de la ciudad italiana.