No fue un resultado regalado. El conjunto de Juan Carlos Mandiá mostró en la primera parte un oficio y un orden defensivo que desconcertó al Tenerife.
 
Las tornas cambiaron en la segunda parte. Los locales ejercieron como tal y buscaron la portería de Moso con más asiduidad, aunque sin mucho orden ni excesiva puntería.
 
El Hércules, por su parte, buscaba el contragolpe, pero sin ceder en su contención defensiva, motivo por el cual Castro fue expulsado en la recta final del partido por doble amonestación.
 
Con este empate, el Hércules da un paso más en su carrera hacia los puestos de ascenso, de los que saca al Tenerife y marca al Recreativo con 17 puntos, dos más que el equipo de Mandiá. La tabla está encabezada por el Murcia y Xerez.