Gharib
Gharib

Christopher Isegwe (2h10:21) remató el formidable trabajo del equipo tanzano con la medalla de plata, y el japonés Tsuyoshi Ogata, llegando desde atrás (2h11:16) consiguió la medalla de bronce.

Julio Rey, subcampeón mundial en París 2003, sucumbió al ataque del campeón después de haber dado la cara desde la salida pero aún así fue el mejor de los cuatro españoles que tomaron la salida.

El toledano fue octavo con 2h12:51.

Gharib, antiguo mediofondista (como Abel Antón) y con una marca de 7:39.22 en 3.000 metros, había corrido este año el maratón en 2h07:49, a sólo 47 segundos de su mejor marca personal. El tiempo, como la noche del viernes con Yelena Isinbayeva, se mostró benigno con los corredores de maratón.

A las 14.30, en la salida, no llovía en Helsinki, la temperatura era de 18 grados y el viento no soplaba fuerte.

Julio Rey, que partía con la mejor marca del año entre los 96 participantes (2h07:38), asumió desde el comienzo su condición de favorito, atento en cabeza a las evoluciones de una carrera controlada en su primera fase por los tanzanos Getuli Bayo y Christopher Isegewe.

Por el quinto kilómetro (15:19) la carrera tenía color español. Además de Rey, Pepe Ríos, que estuvo a punto de causar baja por sus molestias en los isquiotibiales, se emparejó con el toledano al frente del grupo.

Baldini y Gharib se dejaban llevar. Isegwe empezó a tirar más fuerte en el séptimo kilómetro. Julio Rey daba tiempo al grupo en el 10 (30:22).

Por equipos, Kenia iba por delante de Tanzania y de España en ese punto. El brasileño Vanderlei de Lima, a quien un antiguo presbítero irlandés le derribó en el maratón olímpico de Atenas cuando iba en cabeza por el km. 35 -luego acabó tercero- se dejó ver en Helsinki por el km. 13, cuando los kenianos tomaron posiciones arriba.

El decimoquinto km. se pasó en 45:34. Baldini y Gharib marchaban en el grupo delantero, de 28 unidades, junto con los españoles Rey, Ríos y Chema Martínez.

Tanzania controlaba la carrera y uno de sus hombres, Getuli Bayo, apretó por el medio maratón (1h04:18). Chema Martínez y De Lima se retrasaron. Los favoritos aguantaban en el grupo, reducido ya a 20.

El color amarillo de los tanzanos y el rojo de españoles y kenianos predominaban en cabeza. Gharib, de 33 años, reveló sus cartas con un tirón definitivo en el km.29. Pasó el 30 en 1h31:45 y sólo Baldini aguantó unos metros su ataque.

Poco después el italiano pagó cara su osadía, fue adelantado por el etíope Gudisa Shentama y llegó a pararse.

Rey se había quedado atrás, poco después de que lo hiciera Pepe Ríos. Tanzania había utilizado las fuerzas de Isegwe y Bayo, pero sacó un tercer cartucho con Samson Ramadhani.

Gharib pasó el km.35 en 1h47:01. Veinte segundos después lo hicieron Isegwe, el keniano Biwott, Shentama y el japonés Tsuyoshi Ogata.

Isegwe se fue, poco después, en busca de la medalla de plata mientras Gharib recorría los últimos kilómetros entre el fervor de sus paisanos, que enarbolaban banderas marroquíes a lo largo del circuito. Pasó el km.40 en 2h02:57, con Isegwe a 21 segundos. El marroquí tenía segura la victoria.

NOTICIAS RELACIONADAS: