Harden
James Harden de los Rockets. EFE

La figura del escolta James Harden y su equipo de los Rockets volvieron a ser los grandes protagonistas de la jornada de la NBA, que dejó también los triunfos de los líderes de división que vieron acción, incluido el duelo entre los Warriors de Golden State y los Wizards de Washington.

Harden dio otra muestra más de su gran poder físico y lideró el ataque de los Rockets al conseguir 25 puntos, incluidos 17 en el primer cuarto, que les abrió el camino del triunfo a domicilio por 92-105 con el que cortaron racha de dos derrotas consecutivas ante los  Clippers.

Además Harden dio una exhibición de habilidad al dejar sentado en el suelo al escolta Wesley Johnson mientras le marcaba en una jugada de ataque. La figura de los Rockets, con el rival convertido en la mofa de los propios seguidores de los Clippers, tuvo tiempo para hacer un triple perfecto. También para mirarlo desafiante y convertir la acción, según la opinión de muchos, en una de las más humillantes de la NBA.

Con su victoria los Rockets (48-13) igualaron su racha ganadora más larga de la temporada -14 consecutivas- y además se mantienen con medio partido de ventaja sobre los Warriors por la mejor marca de la NBA.