Hamilton y Rosberg
 El piloto alemán de Mercedes Nico Rosberg (dcha) estrecha la mano a su compañero de equipo, el británico Lewis Hamilton, antes de una rueda de prensa. EFE

Sigue la tensión entre los dos pilotos de Mercedes, Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

En declaraciones a la BBC, el británico, reciente campeón del mundo, aseguró que Rosberg "se queja mucho".

"Habéis visto que se queja de muchas cosas. Pero lo dejas estar porque él es así. No tiene los mismos orígenes que yo, supongo. En las carreras tienes que ser duro. No puedes ser bueno. No estoy aquí para hacer amigos y para acabar la carrera diciendo '¡qué carrera más maravillosa, fuiste muy amable conmigo, me dejaste ganar!'", afirmó Hamilton.

El británico continuó: "Si hay una oportunidad, la aprovechas. Eso no significa aniquilar a nadie o hacer trampas pero tienes que ser fiero, fuerte y duro, tanto como puedas. Puedes preguntarle a cualquier campeón del mundo. Si vas por el exterior, tienes que retroceder".

De nada han servido, pues, las amenazas de la escudería, que a través de su director no dudó en asegurar que no descartaban cambiar de pilotos de seguir la guerra entre ellos.