Lewis Hamilton saluda a sus padre tras vencer en el Gran Premio de Japón
Lewis Hamilton saluda a sus padre tras vencer en el Gran Premio de Japón (EFE). Gero Breloer / EFE

La prensa inglesa se vuelca con Lewis Hamilton: da por seguro que será el próximo campeón del mundo y hasta lo compara con el legendario Ayrton Senna, el malogrado tricampeón del mundo.

Pero lo más llamativo en los titulares de los tabloides ingleses es la información que destacan The Sun y The Daily Mirror en sus ediciones de este martes.

Estos diarios recogen unas declaraciones de Anthony Hamilton, padre y representante del piloto británico, en las que deja claro que pese a ganar el título mundial, su hijo no va a pedir más dinero a la escudería de Woking.

"Tenemos una relación a largo plazo con McLaren y no tenemos planes de cambiar de aires porque este es un equipo bueno y honesto, lleno de integridad. Estamos contentos aquí", dice el padre de Hamilton.

"No vamos a pedir nada. Esperaremos que nos den algo, pero no lo vamos a pedir; es mucho mejor esperar que te den las cosas que pedirlas", continúa Anthony Hamilton, quien, sin embargo, cree que su hijo no tendrá que esperar mucho para una mejora del contrato.

Es mucho mejor esperar que te den las cosas que pedirlas

Y es que el The Daily Mirror pone mucho empeñó en destacar que el contrato de Hamilton es uno de los más bajos de toda la parrilla: cobra 250.000 libras al año (unos 360.000 euros).

Esa cantidad es un poco ficticia pues si se cuentan los patrocinios y los bonus, sus ingresos llegan a los cinco millones de libras anuales (más de siete millones de euros).

Decidido a terminar su trabajo

Los Hamilton ya están en China, donde el próximo fin de semana se disputa el penúltimo Gran Premio de la temporada.

Su padre dice que Lewis está decidido a terminar su trabajo, que está tranquilo y confiado.

El propio Lewis lo confirma: dice que antes de Japón , trabajó duro en Woking para mejorar aspectos técnicos del coche, lo que le permite afrontar con más confianza estas últimas carreras.

Hamilton se siente seguro con sus doce puntos de ventaja. Después de que Alonso le superara en varias carreras, Hamilton necesitaba reivindicarse, y lo hace: "Todo el mundo decía que era el momento de Alonso, que me podía pasar factura mi inexperiencia. No fue el caso. Lo que necesitaba era juntar todas las piezas del puzzle y es lo que hice".

No se olvida del accidente de Alonso: "Gracias a Dios está sano y salvo, pero necesitaba algo así", dice Hamilton.