Neymar
Neymar, tras anotar un gol con el París Saint-Germain. ETIENNE LAURENT / EFE

A Neymar Junior le crecen los enanos. Enfrentado al PSG por no facilitar su salida y sin saber aún en qué equipo jugará la próxima temporada, el futbolista sufre un nuevo revés como consecuencia de las abultadas deudas que mantiene con la Hacienda Pública española.

Y es que el jugador no va a cobrar los 26 millones que le quedan por recibir del FC Barcelona por la jugosa prima de renovación de 40 millones que firmó antes de ser traspasado al PSG, según avanza El Mundo.

La Agencia Tributaria comunicó al juzgado de los Social 15 de Barcelona que el brasileño mantiene una deuda fiscal de 35 millones y que comenzará a cobrársela embargando la cantidad que el Barça aún tiene pendiente con el futbolista, informa el citado medio.

Hacienda vuelve a irrumpir en el conflicto por las deudas pendientes entre el Barcelona y el jugador, que aún no sabe si le corresponde la segunda parte de la prima, y ya ha informado por escrito al juzgado que lleva el caso de que confiscará dichos fondos.

La decisión de Hacienda y el conflicto judicial entre Neymar y el Barça complican aún más el posible regreso del brasileño a la ciudad condal.