Kevin Magnussen
Kevin Magnussen, al volante del Haas VF19 en la pretemporada 2018 de F1. EFE

Uno de los equipos que más se ha asentado en la zona media-baja de la clasificación, el equipo estadounidense Haas es el único junto a Ferrari que no ha cambiado de pilotos con respecto a 2018. Kevin Magnussen y Romain Grosjean son dos pilotos capaces de lo mejor y de lo peor, por lo que no es extraño verles envueltos en las acciones polémicas de cada Gran Premio. Su asociación con Ferrari es su mejor arma para alcanzar la zona de puntos.

  • Sede: Kannapolis (EE UU)
  • Jefe de equipo: Guenther Steiner
  • Director Técnico: Rob Taylor
  • Monoplaza: Haas VF19
  • Motor: Ferrari

Romain Grosjean

Este suizo de nacimiento y francés de nacionalidad, fue la gran apuesta de su país en el equipo Lotus, hoy Renault, antes de que Haas llamara a su puerta para ser su líder en 2016. Su paso por la Fórmula 1 quedará marcado por el accidente que provocó en Spa 2012, lo que le granjeó la exclusión del siguiente GP, el de Italia, del que también le sacaron en 2018 por una incompatibilidad técnica. Suele tener problemas para admitir sus fallos de pilotaje.

  • País: Suiza (nacimiento) Francia (nacionalidad)
  • Nacimiento: 17 de abril de 1986
  • Dorsal: 8
  • Redes Sociales: Twitter | Instagram | Facebook

Kevin Magnussen

Un volcán, tanto en pista como fuera. Agresivo en su pilotaje como pocos, no se muerde la lengua cuando tiene que hablar. Llegó a la Fórmula 1 con un fulgurante podio en McLaren, pero este hijo de piloto (su padre Jan corrió en F1 y hoy compite con Corvette en el Mundial de Resistencia) poco a poco se fue opacando. Sus polémicas con Fernando Alonso en la temporada 2018 le hicieron protagonista, pero no así sus resultados. Como Grosjean, también fue excluido en otra carrera de 2018, en el GP de Estados Unidos, por consumir más combustible del permitido.