El Getafe y el Mallorca se enfrentaron ayer (1-0) en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, partido que significó la vuelta al Coliseo Alfonso Pérez de Dani Güiza, ex delantero blanquiazul.

El jerezano alegó la semana pasada que el Getafe, presidido por Ángel Torres, le debía una prima. Ayer, tras el encuentro copero, el máximo dirigente del conjunto madrileño respondió indignado a Güiza en el programa de radio El Larguero, ya que el club demostró que el delantero había recibido todos los honorarios en su momento.

"No quiero entrar en polémica, Güiza tendría que besar por donde yo pasara, pero no merece la pena. Él sabía que había cobrado la prima. Por encima de todo está la honradez, no podemos aguantar estas niñerías", afirmó Torres en dicha emisora.

A Schuster hay que hacerle un monumento por lo que ha aguantado

El presidente del Getafe aseguró: "Yo le saqué de las tinieblas, lo que yo y Schuster hemos tenido que aguantar no lo sabe nadie. Conducía y no tenía carné y me ha metido en más de un problema. Me he tenido que levantar en más de una ocasión a las 4 de la mañana porque sabía que se le olvidaba volver. A Schuster hay que hacerle un monumento por lo que ha aguantado".

Ángel Torres mostró su descontento con la actitud del jugador jerezano ya que consideró que no se puede "tolerar que cualquiera te falte el respeto, no a mí, al club. No podemos aguantar niñerías, ya está bien. Cuando consideré que ya no estaba para criar niños lo vendí. A mí Güiza no me tiene más que agradecer".