Vitolo ha llegado esta tarde a Madrid para cerrar su fichaje por el Atlético de Madrid, después de la contraoferta realizada por el conjunto rojiblanco y de que el futbolista no haya firmado su renovación hasta 2022 con el Sevilla, a pesar del anuncio efectuado el lunes por el presidente de la entidad hispalense.

No obstante, el presidente del Sevilla, José Castro, insistió este martes en que espera que Vitolo firme "cuanto antes" su nuevo contrato como sevillista, algo que consideró que es "lo lógico", ya que hay "documentos firmados" por su representante y el padre del jugador de aceptación del acuerdo alcanzado este lunes.

En la presentación del delantero colombiano Luis Muriel, nuevo fichaje del Sevilla, Castro salió así al paso de los comentarios surgidos respecto a una eventual nueva oferta del Atlético de Madrid al extremo internacional para hacerse con sus servicios, previo pago de su actual cláusula de rescisión de unos 36 millones de euros.

Tenemos un acuerdo por escrito firmado con sus agentes y con su padre"Tenemos un acuerdo por escrito, firmado ayer con sus agentes y con su padre, donde está la aceptación del tiempo, del dinero, de todo", aseguró el dirigente sevillista.

Estos documentos recogen que Vitolo amplía su vinculación con el club hispalense en dos años más, hasta 2022, y su cláusula sube hasta los 50 millones y, según precisó Castro, solo están "a la espera de la firma del contrato".

Añadió que Vitolo no pudo suscribirlo el lunes "porque estaba fuera", y llegó "de madrugada" a Sevilla, pero insistió de forma reiterada en que esperan que esos documentos "se firmen" este mismo martes por parte del futbolista canario.

"Hablé anoche con él, cuando llegó, y durante el día de hoy o el de mañana supongo que se firmará el contrato", indicó el mandatario, que aseguró que este martes aún no ha conversado con Vitolo ni con Bahía, la empresa que lo representa.

Castro anunció este lunes la renovación de Vitolo hasta junio de 2022 con unos emolumentos anuales de tres millones de euros, aunque por la noche el Atlético contraatacó con una oferta al futbolista de cinco millones al año.

Según las fuentes, el Atlético de Madrid está dispuesto a abonar la cláusula de rescisión del futbolista, estipulada en 37,5 millones de euros, aunque el presidente sevillista ha remitido a la nueva, de 50 millones, al considerar que para modificar las condiciones del contrato basta con la firma del representante legal.

Sin embargo, desde la agencia Bahía que representa al jugador canario se mantiene que para modificar las condiciones contractuales es imprescindible que la firma que aparezca sea la del propio Vitolo, que no ha firmado ese documento.

En caso de aceptar la oferta del Atlético, Vitolo jugaría cedido en Las Palmas hasta enero, momento en el que el club madrileño podrá inscribir futbolistas, una vez cumplida la sanción que le impuso la FIFA.