Pep Guardiola
Pep Guardiola da instrucciones a sus jugadores. REUTERS

El técnico Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, ha asegurado que, a falta de que el Real Madrid concrete su pase a las semifinales, la posibilidad de jugar hasta cuatro veces contra el equipo de José Mourinho se la debe tomar su equipo como "un regalo", como "una oportunidad" de competir "contra el (rival) más poderoso".

Después de ganar en Donetsk y asegurarse el pase a las semifinales, la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Shakthar versó sobre los futuros enfrentamientos ante el Real Madrid.

"Ojalá pudiéramos jugar más veces contra ellos. Básicamente son el equipo más poderoso, el más fuerte, que llega en el mejor momento. Tenemos ganas de competir contra ellos. Cada partido debemos tomarlo como una oportunidad y como un regalo. Aceptamos el reto de intentarlo", ha resumido Guardiola.

Básicamente son el equipo más poderoso, el más fuerte

El técnico del Barça ha dicho que la clasificación para las semifinales, la cuarta consecutiva, la quinta en seis años, es un momento único en la historia del club. "Es un éxito absoluto en este sentido, la demostración del trabajo bien hecho, el éxito global de todos, de entrenadores, de presidentes...", ha insistido.

Guardiola ha recordado que lo conseguido "no es sencillo" y que detrás de esta clasificación "hay mucho esfuerzo y mucho trabajo". El técnico, además, ha felicitado a sus jugadores y ha dedicado la victoria a Bojan Krkic, que se lesionó ante el Almería y seguramente no volverá a jugar en lo que resta de temporada.

Con vistas a la recta final de la temporada, Guardiola ha indicado que lo importante no es tan importante cómo llega su equipo, sino "la mentalidad y el deseo" con el que se plantea los próximos encuentros. "Es un privilegio volver a vivir una situación así. Es un regalo, clasificarse. Tenemos la sensación de que llegamos a esta parte final de la temporada con la idea de haber cumplido nuestro deber", ha indicado.

El técnico azulgrana ha alabado el buen partido del argentino Javier Mascherano, quien hoy jugó por primera vez como defensa central. "No sé si había jugado alguna vez como central. Quería a gente rápida atrás. Él tiene mucha experiencia y siempre he pensado que un medio inteligente y, con condiciones, puede jugar de central. Es muy disciplinado", ha opinado.

Guardiola no cree que el partido liguero del próximo sábado ante el Real Madrid marque la serie de encuentros posteriores (final de Copa y seguramente el enfrentamiento de semifinales de la Liga de Campeones).

"Nos prepararemos partido a partido, pero estoy seguro de que el partido contra Osasuna es el que más nos costará. Tenemos que jugar el primer encuentro -contra el Real Madrid-, como si fuera él último. Veremos hasta donde llegamos", ha afirmado.