El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, mantuvo el talante que siempre muestra respecto al Real Madrid, dijo estar satisfecho con el empate y rechazó hablar de la actuación del árbitro.

"Venir al Bernabéu y empatar es un muy buen resultado. El Madrid es un señor equipo. Con el 0-1 nos ha faltado buscar un poco más la portería de Casillas. Venir aquí y no perder siempre es un buen resultado porque el Real Madrid, insisto, es un señor equipo", destacó Guardiola, que no quiso opinar sobre la predisposición y la alineación que sacó Jose Mourinho.

"Sólo faltaría dar consejos al señor Mourinho. Sólo faltaría. Bastante tengo de ocuparme de lo mío; de lo nuestro", dijo Guardiola, que destacó la presencia de Pepe en el centro del campo, que no le sorprendió.

"Pepe es un jugador con mucha presencia. Han hecho marcas individuales. Esperábamos algo de esto. La cuestión era crear la superioridad por medio de Busquets, y buscar espacio con los de arriba. Pepe es fuerte. Veremos el miércoles a ver como va la final", dijo el entrenador del Barcelona, que no quiso sacar conclusiones en relación a la final de Copa.

"No sé qué pasará. Siempre que vienes aquí pueden pasar muchas cosas. Hemos podido perder y también ganar al final. Ocho puntos más la diferencia de goles en seis jornadas. Intentaremos seguir así para ser campeones", apuntó el preparador, que no quiso hablar del árbitro ni de acciones puntuales del partido.  "Es vuestro trabajo. No he visto nada", insistió.