"Estoy convencido de que la mejor para el Barça es que Eto'o se marche. ¿Que me puedo equivocar? Pues sí. Pero estoy aquí para tomar esta serie de decisiones".

Así de rotundo se mostró el entrenador del Barcelona Pep Guardiola en su primer rueda de prensa de la temporada. El catalán está convencido, como ya ha reconocido en ocasiones anteriores, de que lo mejor es la marcha del camerunés.

"Siento que es lo mejor para el club y el equipo. Es una cuestión de sensaciones", explicó el técnico, quien comentó que "después de lo que hemos ganado. Tenemos que cambiar el vestuario. Tomó esta decisión desde la experiencia como futbolista".

En todo momento, el entrenador quiso dejar claro que con Eto'o no han existido problemas extradeportivos. "He tenido enfrentamientos con los veinte componentes de la plantilla, no es el caso. No hay un argumento de peso. Ha sido un ejemplo, dentro y fuera del campo. Yo soy el que tengo que decidir cómo encarar la próxima temporada y que con él (con Eto'o) iríamos bien, no tengo dudas", agregó.

Explicó Guardiola que no ha hablado personalmente con Eto'o, algo que justificó en que "hay una serie de personas del club encargados de ello" y respondió con "todo cuenta" cuando se le planteó el interés del Barça en vender al camerunés a un año vista del final de su contrato.

"Todo cuenta, pero la opinión del entrenador pesa bastante. El dinero influye, todos los entrenadores tenemos deseos y tengo la suerte de estar en un equipo en el que la mayoría se cumplen", indicó.

En todo caso, si Eto'o continúa en el Barça, difícilmente podría llegar Zlatan Ibrahimovic: "Somos ricos pero no tanto. No podría darse, son jugadores muy importantes. Tener 'overbooking' en posiciones importantes, no es buena cosa", recalcó.