Greg Oden
Greg Oden, en el momento de su lesión en 2009 (izquierda) y durante su primer entrenamiento con Miami Heat. ARCHIVO / NBA.COM

Los Heat mostraron su satisfacción por ver como el pívot Greg Oden ha vuelto a entrenarse después de cuatro años de ausencia de los campos de juego por causa de las lesiones.

La imagen de ver correr a Oden en el centro de conferencias del Atlantis Resort, de Paradise Island (Bahamas), convertido en campo de entrenamiento, fue algo esperanzador para el jugador. Oden sólo puede con la mitad de la sesión de trabajo, pero lo considera como un paso muy importante para su regreso a la competición, que dejó en la temporada del 2009 por causa de los problemas crónicos que sufre en sus rodillas.

Por primera vez en mucho tiempo, estoy feliz de haber podido completar un trabajo"Me siento bien por el sólo hecho de estar aquí", declaró Oden. "Por primera vez en mucho tiempo, estoy feliz de haber podido completar un trabajo. Me tuvieron que sacar fuera del campo, pero reconozco que debo ir paso a paso".

Los preparadores físicos de los Heat no le permiten todavía participar en los trabajos de contacto físico.

"Es ir paso a paso, entrenamiento a entrenamiento, minuto a minuto", comentó Erik Spoelstra, entrenador de los Heat. "Fue una gran ventaja que estuviese con nosotros y luego nos reuniéremos con los fisioterapeutas y los entrenadores y veremos cómo reacciona".

A partir de cómo lo haga y lo que vean los preparadores físicos, entonces, de acuerdo a Spoeltra, los Heat decidirán el camino a seguir, pero en ninguno de los casos estará relacionado con tratar que hacerle jugar lo antes posible sino todo lo contrario.

Los Heat han trabajado muy duro para que pudiese llegar el día de la vuelta de Oden a un campo de entrenamiento y ahora no tienen más objetivo que logre el máximo de recuperación, sin prisas y sin ningún tipo de presión.

Oden, de 25 años, que fue seleccionado con el número uno por los Trail Blazers en el draft del 2007, recibirá un salario anual cercano al millón de dólares.

Como profesional, Oden tiene promedios de 9,4 puntos y 7,3 rebotes después (únicamente) 82 partidos con los Trail Blazers.

De momento, el cumplir un entrenamiento en más de cuatro años de ausencia de la competición sin sufrir ningún tipo de adversidad es ya considerado por Oden y los Heat como un "gran triunfo".