Graves insultos a una árbitra en Zaragoza: "Ojalá te estampes con el coche y te mates, hija de..."

  • Fue durante el partido de la Segunda Regional entre el Pina y el Villamayor.
  • La árbitro Alicia Martínez Mañero recibió durísimos insultos del público visitante.
  • "Ojalá te estampes con el coche y te mates", le dijo un jugador del Villamayor.
  • Tuvo que ser atendida por un médico y no se recuperó hasta 45 minutos después.
Imagen de una árbitra, en una foto de archivo.
Imagen de una árbitra, en una foto de archivo.
GTRES

Otro grave incidente con una árbitra como víctima en el fútbol aficionado. Durante el partido de la Segunda Regional aragonesa entre el Pina y el Villamayor, Alicia Martínez Mañero, trencilla del encuentro, se vio obligada a suspenderlo al recibir numerosos insultos del público visitante y de algún jugador.

Durante el partido, disputado en la localidad zaragozana de Pina del Ebro, la árbitro recibió durísimos insultos tales como "gilipollas", "¡qué vergüenza!" "eres una hija de puta", o "¡subnormal!", según informa El Heraldo de Aragón.

A poco de finalizar el partido, un jugador visitante le dijo tres veces seguidas: "¡¡Ojalá te estampes con el coche y te mates, hija de puta!!".

El anexo al acta, remitido por Sindicato de Árbitros, es realmente duro:

"Desde el comienzo del partido se sucedieron distintos y muy continuados insultos y desprecios del público de Villamayor hacia mi persona: "tonta", "no tienes ni idea", "¡qué mala eres!", "¡subnormal!", "hoy no tendrías que cobrar", "¿Te han prometido en el vestuario el talonario, o qué?"… y más que no soy capaz de recordar por ser innumerables.

Habiendo transcurrido tan sólo unos minutos de la segunda parte, empiezo a escuchar insultos todavía más graves de aficionados (unas seis personas) del equipo Villamayor situados al lado del banquillo visitante, por lo que pido que se vayan al otro lado del campo, el de la grada y no el de los banquillos. Pido al delegado local que me ayude en esa tarea para poder retomar el partido cuanto antes, pero tras varios minutos de intento suyos y míos, y sin ningún tipo de éxito, únicamente que se separaran de la zona de banquillos unos 8-10 metros, decido reanudar el partido. Esa parte de aficionados deja de insultarme un rato, pero de nuevo a los quince minutos se suceden todo tipo de recriminaciones e insultos: "gilipollas", "¡qué vergüenza!" "eres una hija de puta" "¡Hija de puta!" "¡Caradura!". La otra parte de aficionados de Villamayor también sigue avasallándome desde la grada con insultos y diversos menosprecios.

A falta de diez minutos para que los 90 minutos reglamentarios finalizasen, escucho de nuevo desde el grupo de aficionados del Villamayor situados en el lado de banquillos, "¡gilipollas!" y "¡qué vergüenza!" a lo que se añade el siguiente comentario hasta tres veces seguidas: "¡¡Ojalá te estampes con el coche y te mates, hija de puta!!". Creyendo identificar al autor de estas palabras cómo el número 19 del Villamayor D. ___ (omite el nombre) ya cambiado de ropa, en este anexo requiero que los delegados de ambos equipos den testimonio para su corroboración y correspondiente sanción.

Afectada obviamente por todo lo que está sucediendo, es en este momento cuando comienzo a sentir cierta dificultad respiratoria, pero decido continuar el partido considerando que mi malestar va a ser pasajero y se debe a lo absurdo e injusto de la situación. Cuento con el apoyo de algunos jugadores de ambos equipos que se acercan a mí para intentar que yo obvie los incomprensibles, injustificados e inaceptables comentarios.

A falta de cuatro minutos aviso a los delegados, sobre todo al visitante, que si vuelvo a escuchar cualquier tipo de amenaza, insulto, desprecio o recriminación de esos susodichos suspendo el partido. Tras este aviso, es el delegado visitante el que intenta también sin éxito echar a sus aficionados a las gradas.

Finalizados los noventa minutos y llevando uno de los siete añadidos, este sector de aficionados vuelve a arremeter contra mí diciéndome: "¡Hija de puta!", "Gilipollas". En este momento y encontrándose el balón en medio del campo, suspendo el partido con el resultado de 1-1. Los delegados de ambos equipos me esperan y acompañan en mi recorrido hasta el vestuario. En el camino me encuentro a una aficionada del equipo Villamayor que a escasos 3 metros de mí, me dice: "qué vergüenza", "¡vergüenza ajena!", "eres una sin vergüenza", siendo ella increpada por jugadores locales que salen en mi defensa ante lo abominable de la situación general.

Una vez en el vestuario y a raíz no sólo de los duros comentarios, sino de las insinuaciones e injurias recibidas, me empiezo a encontrar mucho peor, me falta el aire para respirar, me fallan las piernas y noto un fuerte hormigueo en ambos brazos, siendo muy pronunciado en el brazo izquierdo. La sensación es que me voy a desplomar y me encuentro sola, por ello me aproximo a la puerta del vestuario para pedir auxilio y solicitar que por favor avisen a un médico. Dos señoras de Pina se encargan de auxiliarme mientras llega el servicio médico, me tumban en un banco, me tapan con sus abrigos porque tanto dichas señoras como posteriormente el médico, coincidirán en que tengo una temperatura anormalmente fría. Cuando llega el médico a los 15 minutos aproximadamente, me tumba en posición de seguridad, me administra un sedante para conseguir estabilizarme. Me da pautas para recuperar la normalidad respiratoria, ya que llevo alrededor de 30 minutos hiperventilando con hormigueo y temblores. Consigo recuperarme después de 45 minutos. Se proporcionan estos datos horarios teniendo en cuenta la finalización del encuentro, el momento de recuperación, y los comentarios de las personas que me atendieron.

Una vez recuperada, con el acta realizada y dispuesta a abandonar el vestuario, tengo el ofrecimiento de ___  (omite el nombre) y su compañera (aficionadas de Pina) que me ofrecen quedarme en sus casas hasta que se me pasara el efecto del sedante, así como el de un jugador de Pina y el del delegado del Villamayor -que verbaliza disculpas en nombre de su club- que se ofrecen para bajarme con mi coche hasta Zaragoza"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento