Grave accidente de Alonso y Raikkonen que no acabó en tragedia de milagro

  • El McLaren del asturiano quedó por encima del Ferrari del finlandés.
  • Por pocos centímetros, el suelo del coche del español no aplastó el 'cockpit' de Kimi.
  • Abandonaron por su propio pie.
El McLaren de Alonso, encima literalmente del Ferrari de Raikkonen en el GP de Austria.
El McLaren de Alonso, encima literalmente del Ferrari de Raikkonen en el GP de Austria.
ANTENA3

La primera vuelta del GP de Austria de Fórmula 1 fue el escenario de un grave accidente entre Fernando Alonso y Kimi Raikkonen que pudo acabar en tragedia. Apenas unos metros tras darse la salida, el McLaren de Alonso se tocó con el Ferrari de Raikkonen, quedando literalmente por encima del coche del finés.

Ambos se salieron de la pista y por pocos centímetros, el suelo del coche de Alonso no aplastó el 'cockpit' de Kimi. Los dos pudieron salir de los monoplazas por su propio pie.

Alonso protagonizó de esta manera su cuarto abandono seguido de la temporada, después de los de España, Mónaco y Canadá, y el quinto en una temporada en la que el doble campeón mundial asturiano aún no ha podido puntuar.

"Vi una mancha roja en el retrovisor"

Tras el accidente, y tras comprobar que su salud era perfecta, Alonso explicó los hechos: "Salí muy bien, pero Kimi empezó a patinar en la curva dos. Empezamos a adelantarle todos por derecha e izquierda hasta que el coche se le fue del todo por la izquierda y ahí estaba yo".

"El principio no sabía donde estaba, porque desde mi posición sólo veo el cielo, pero luego vi en el retrovisor una mancha roja debajo del coche y me bajé para comprobar que el piloto estaba bien".

"Está todo bien, fui al centro médico porque saltó la alarma del coche, creo que marcaba 34 G's (34 puntos de 'fuerza G', una medida de aceleración basada en el incremento de velocidad a causa de la gravedad), pero todo está bien", explicó Alonso al canal de televisión Antena 3 en Spielberg (Austria).

"Ha sido un fin de semana malo en cuanto a información, porque ya sabíamos que iba a ser malo en cuanto a los resultados, así que los 'test' de esta semana serán cruciales", explicó Alonso tras su accidente en Spielberg.

Los problemas de Alonso no se quedan aquí. En el accidente el motor de su McLaren se rompió, por lo que tendrá que cambiarlo: eso acarreará sanción también para el próximo GP, el de Inglaterra en Silverstone, el 5 de julio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento