Gran Canaria
Los jugadores del Gran Canaria celebran la victoria ante el Joventut. EFE

El DKV Joventut se está planteando impugnar el cuarto partido de cuartos de final de los play-off ACB que perdió (74-71) ante el Gran Canaria y que supone que los verdinegros tendrán que volver a jugar el martes en Badalona para poder acceder a las semifinales ante el Real Madrid.

Al parecer, la falta que provocó los tiros libres que después forzaron la prórroga estaría fuera del tiempo reglamentado.

En cualquier caso, el Gran Canaria hizo historia en la ACB al forzar el quinto partido en la eliminatoria de cuartos de final por el título que le enfrenta al Joventut, al que superó hoy tras una prórroga por 74-71.

En sus cinco experiencias anteriores, los canarios nunca pudieron llegar más allá de cuatro encuentros, y ahora, con uno de los presupuestos más bajos de la elite española, están por primera vez a un paso de las semifinales.

El Gran Canaria Grupo Dunas remontó una desventaja de doce puntos en la recta final


El Gran Canaria Grupo Dunas remontó una desventaja de doce puntos en la recta final y, con el reloj a cero, Savané convirtió dos tiros libres que forzaron el añadido de cinco minutos.

Las alternativas y la igualdad, como en todo el "play-off", fueron constantes y, al final, el acierto en el tiro libre mantiene vivos a los pupilos de Salva Maldonado.

El conjunto badalonés sorprendió con la apuesta inicial de cuatro pequeños y un pívot, un planteamiento que rompió la espectacular puesta en escena que caracteriza a los canarios en sus primeros cuartos, sobre todo como anfitrión.

Salvo el parcial 4-2, los insulares siempre fueron a remolque de un equipo que estuvo muy bien dirigido por Elmer Bennett, quien tuvo en Rudy Fernández la solución más eficaz para finalizar la ofensiva.

Dos triples consecutivos del DKV Joventut
, en lanzamientos de Fernández y Lubos Barton, pusieron en el marcador un 6-10 que reflejaba perfectamente la desconcentración defensiva local.

La esperada respuesta amarilla también llegó desde los 6,25 metros con un lanzamiento de Jimmie Hunter y una canasta más tiro libre añadido del base Marcus Norris (12-13).

El Joventut no se amilanó por una gran presión ambiental que coreaba sin cesar "Sí se puede" y se aseguró el cuarto con otro triple lejano de Paco Vázquez. Con todo, Roberto Guerra tuvo tiempo para recortar la desventaja (14-18).

En el segundo cuarto, el Gran Canaria seguía sin reencontrarse y su adversario se escapó en el electrónico: 16-24. Sin embargo, la entrada de Víctor Baldo por Jackson Vroman oxigenó de ideas y garra y, con los rebotes y tiros libres del pívot italo-argentino, el partido se igualó a 24 puntos.

El Grupo Dunas pasó a dominar el marcador ante el delirio de sus incondicionales y dispuso de un 29-26 con dos tiros libres de Kornel David, tras técnica a Dimitry Flis -le supuso su eliminación-.

Cuando se esperaban los mejores momentos de los locales, sus errores en el pase -forzados por la gran defensa verdinegra- y el protagonismo de Rudy Fernández acallaron el recinto con el parcial 29-32 del descanso.

En la continuación, el DKV Joventut incrementó su rendimiento en la misma proporción que decreció el juego del oponente. Así, con una lección de baloncesto control, los catalanes parecieron sentenciar el enfrentamiento con una renta de once puntos (36-47).

Sin embargo, Jimmie Hunter se echó el equipo a sus espaldas y con dos canastas acortó la desventaja en el minuto 30 (44-52).

Los badaloneses redoblaron energías en el cuarto final ante un rival errático para alcanzar una ventaja máxima de doce puntos (40-52).

Maldonado recurrió al base Mario Fernández para, con la complicidad de Vroman y Hunter, acortar distancias y, con un triple estratosférico, y a tabla, de Roberto Guerra, volver a mandar en el marcador con un parcial 23-10 en tres minutos (63-62).

Los tiros libres dieron la iniciativa al DKV en los últimos instantes aunque, con el tiempo a cero, a Savané no le falló el pulso para alargar el choque.

En la prórroga, la suerte y el acierto acompañaron a un luchador Gran Canaria -capturó en el partido 47 rebotes, 22 en ataque- que se dio un baño de autoestima para la cita definitiva del próximo martes en Badalona.

Ficha técnica:


74. Gran Canaria Grupo Dunas (14+15+15+21+9): Hunter (23), Vroman (13), Norris (5), Pérez (4) y David (10) -equipo inicial-, Guerra (5), Baldo (7), Fernández (3), Moran (-) y Savané (4).

Entrenador: Salva Maldonado.

71. DKV Joventut (18+14+20+13+6):
Fernández (23), Barton (12), Laviña (2), Archibald (4) y Bennett (6) -equipo inicial-, Betts (6), Rubio (-), Vázquez (7), Huertas (9), Flis (-) y Sullivan (2).

Entrenador:
Aito García-Reneses.

Árbitros: De la Maza, García Ortiz y Llamazares. Fueron eliminados Flis (min. 18), Betts (min. 35), Vroman (min. 40), Archibald (min. 40) y Norris (min. 44).

Incidencias: 5.000 espectadores llenaron hoy el pabellón del Centro Insular de Deportes de Gran Canaria para seguir el cuarto encuentro de esta eliminatoria por el título de la Liga ACB.