Joan Jordán
Joan Jordán celebra su gol al Granada. EFE

Un gol de Joan Jordán dejó al Granada con mal sabor de boca en el regreso de Los Cármenes a Primera División. El Sevilla, muy ordenado y aplicado en defensa, logra así su segunda victoria en dos jornadas de LaLiga. Los locales lucharon hasta el final y quizá merecieron más.

El centrocampista, fichado este verano, culminó un contragolpe lanzado por Nolito, en el que él mismo participó sirviendo un balón a De Jong. El delantero neerlandés anduvo algo lento para definir, pero Jordán acompañó la jugada y no perdonó al segundo intento.

La peor noticia para el equipo de Julen Lopetegui fue la lesión de Reguilón, que se retiró llorando en camilla en la primera parte. El joven lateral cedido por el Real Madrid fue sustituido por Escudero.