Dani Pedrosa
El piloto español de Honda, Dani Pedrosa, celebra su victoria en Indianápolis. EFE

El piloto español de Honda, Dani Pedrosa, se hizo con la victoria en el Gran Premio de Indianápolis. Jorge Lorenzo aprovechó la caída de su compañero Spies para tomar la segunda posición y acompañarle en un podio muy español, donde también estuvo el italiano Andrea Dovizioso. Casey Stoner fue cuarto pese a tener una fractura del tobillo derecho.

Spies y Pedrosa consiguieron abrir un pequeño hueco en apenas una vuelta

Como es habitual en él, Dani Pedrosa realizó una prodigiosa salida que le permitió llegar primero a final de recta, en donde tanto el estadounidense Ben Spies como el italiano Andrea Dovizioso superaron al español Jorge Lorenzo, que había sido segundo en los entrenamientos.

Apenas un par de curvas después tomó la iniciativa Spies, quien superó a Pedrosa y aumentó el ritmo para intentar escaparse de sus rivales en un gran premio que para él resulta tremendamente importante, máxime tras conocerse su salida del equipo oficial de Yamaha Racing.

Spies y Pedrosa consiguieron abrir un pequeño hueco en apenas una vuelta, en la que Lorenzo, que fue el único piloto que eligió el compuesto de neumático blando en la rueda trasera de su moto, logró superar a Dovizioso para intentar conseguir que el dúo de cabeza no se escapase.

Pedrosa apretó el acelerador

Pedrosa, que no quería perder la estela de Spies, apretó el acelerador y protagonizó la primera vuelta rápida de carrera, con lo que consiguió que el estadounidense no aumentase la distancia, en tanto que Lorenzo se encontraba a 1,4 segundos de ellos.

Una nueva vuelta rápida de Pedrosa a punto estuvo de permitirle ponerse líder en el tercer giro, pero Spies le aguantó muy bien el tirón en la frenada de final de recta y se mantuvo al frente de una carrera en la que el australiano Casey Stoner, que salió mermado a la misma tras la fuerte caída de ayer, era en los primeros instantes sexto tras superar al español Álvaro Bautista.

Una vuelta después Pedrosa ya se había decidido a superar al estadounidense Ben Spies y fue entonces cuando protagonizó el cambio de ritmo que le permitió comenzar a abrir un hueco camino de su segunda victoria de la temporada, que sólo podía poner en peligro el líder del mundial, Jorge Lorenzo.

Spies tuvo que abandonar

Pero la segunda plaza de Spies duró muy poco pues una fuerte humareda blanca puso al descubierto los problemas del motor de su Yamaha, que le obligaron a abandonar la carrera en el sexto giro.

Por delante, Dani Pedrosa seguía marcando sendas vueltas rápidas que no hicieron más que consolidarle en la primera plaza, seguido de lejos por Jorge Lorenzo, en tanto que el italiano Dovizioso y un mermado Stoner se peleaban por la tercera posición junto al alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V).

Décima a décima Pedrosa se fue camino de la victoria sin que Lorenzo pudiese hacer nada y al unísono Casey Stoner, que tuvo que salir infiltrado en el tobillo derecho, se intentó deshacer, sin éxito, de Dovizioso, para mantener sus opciones al título con la tercera plaza.

Las vueltas finales no arrojaron ninguna emoción en las dos primeras posiciones, con Pedrosa y Lorenzo consolidados, pero sí en la pelea por el tercer lugar entre Dovizioso y Stoner que a la postre se resolvió en favor del italiano.