Hamilton gana en otro monólogo de Mercedes, en Baréin, y Alonso sufre para acabar noveno

Sergio Pérez derrama champagne (sin alcohol) sobre Lewis Hamilton en el podio del GP de Baréin de Fórmula 1.
Sergio Pérez derrama champagne (sin alcohol) sobre Lewis Hamilton en el podio del GP de Baréin de Fórmula 1.
EFE

Lewis Hamilton ha ganado el GP de Baréin por delante de su compañero de Mercedes, Nico Rosberg, en la peor carrera de la temporada para Ferrari y para Fernando Alonso.

El piloto asturiano apenas ha podido arañar un noveno puesto después de sufrir durante 57 vueltas con un monoplaza lento e incapaz de seguir el ritmo de cabeza. "Sabíamos que iba a ser una carrera difícil para nosotros, pilotar así no es divertido", ha admitido al bajarse del Ferrari. "Tenemos que trabajar día y noche durante 24 horas para mejorar", ha añadido.

A partir de la primera curva, los dos Mercedes se han escapado en solitario en el circuito de Sakhir, imponiendo un ritmo inalcanzable para el resto. La victoria ha estado siempre entre Hamilton y Rosberg, protagonistas de un apasionante pulso en las últimas vueltas, que se ha saldado a favor del británico.

Hamilton ha defendido su primera posición con uñas y dientes ante los ataques de Nico y ha acabado celebrando su segunda victoria del curso, aunque su colega mantiene todavía el liderato del Mundial. Segundo doblete para Mercedes esta temporada y todo apunta a que vendrán muchos más.

Por detrás, a un mundo de distancia, también se han vivido intensas batallas entre los Williams, los Force India y los Red Bull en la que ha sido la carrera más emocionante de la temporada hasta la fecha. Al final, el premio gordo se lo ha llevado Sergio Pérez, que ha subido al tercer cajón del podio. Los Ferrari, sin embargo, han estado siempre un escalón por debajo, sufriendo para defender sus posiciones y para entrar en los puntos.

Buena salida de Alonso

Alonso ha arrancado bien desde su noveno puesto en parrilla y se ha colocado séptimo, pero no ha podido mantener esa posición durante mucho tiempo. Detrás tenía al Force India de Nico Hulkenberg, un monoplaza superior al Ferrari en la pista de Sakhir, que ha tardado muy poco en adelantarlo.

A partir de ahí, Alonso ha luchado contra el desgaste de sus neumáticos y contra esporádicos problemas de potencia, bailando entre la séptima y la décima posición. Ni siquiera la aparición del coche de seguridad a 11 vueltas del final, tras un accidente espectacular de Esteban Gutiérrez, le ha permitido acercarse a la zona de cabeza. El noveno puesto ha sido lo máximo que su Ferrari podía ofrecer en Baréin.

Peor le han ido las cosas a su socio, Kimi Raikkonen, que ha arrancado quinto, pero tras una mala salida, con toquecito con Magnussen incluido, ha caído hasta el undécimo puesto. El finlandés ha sufrido aún más que Fernando para terminar décimo, rascando el último punto repartido en Sakhir.

Ricciardo le gana la partida a Vettel

También ha tenido problemas en Baréin el campeón del mundo, Sebastian Vettel, que ha tenido que disputar buena parte de la carrera sin DRS. El alemán ha cruzado la meta en sexta posición y se ha visto obligado a dejar pasar a su compañero Daniel Ricciardo, mucho más rápido, por orden de su equipo Red Bull.

El nuevo compañero de Vettel ha sido cuarto y ha vuelto a poner en entredicho la hegemonía del alemán dentro del equipo Red Bull.

Nefasta ha sido la carrera para el equipo McLaren porque sus dos monoplazas han tenido que abandonar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento