Alonso, en los libres del GP de Australia 2018
Alonso, en los libres del GP de Australia 2018. EFE

Lewis Hamilton mostró una suficiencia aplastante en los entrenamientos libres del primer GP del Mundial de Fórmula 1 en el circuito de Albert Park, en Australia. El piloto británico dominó las dos sesiones de entrenamientos libres, seguido muy de cerca por Verstappen y Bottas. Alonso, por su parte, fue octavo en ambas tandas mientras que Sainz tuvo que conformarse con ser undécimo, ambos a más de un segundo del líder.

Mercedes sigue siendo la referencia, y todo parece indicar que solo Red Bull y Ferrari van a ser capaces de aguantar el tirón. Kimmi Raikkonen y Sebastian Vettel fueron cuarto y quinto, aunque la verdadera sorpresa fue la del Haas pilotado por el francés Romain Grosjean, que se coló en el sexto puesto.

Para Carlos y Fernando el inicio no ha sido negativo. Ambos parece que estarán en la batalla por entrar entre los cinco primeros el domingo, más si tenemos en cuenta que durante la carrera la previsión avisa de que podría llover. Eso podría alterar los tiempos y las posiciones que se han visto durante los libres.

Ya con Hamilton y Bottas al frente de la tabla, y un mejor registro del británico aún lejos del mejor de la mañana (1:24.569), los pilotos comenzaron a explorar los límites de la pista, lo que provocó que se vieran varias salidas del trazado (Bottas, Alonso) ambas sin consecuencia.

Pasada la primera hora, la mayoría de los pilotos regresaron a los talleres para colocar el neumático ultrablando, el más rápido de los disponibles, que Hamilton rentabilizó para batir por primera vez el récord de la mañana (1:23.931), aunque dio la sensación de degradarse muy rápidamente, no dando opción siquiera a una vuelta rápida más.

Superado el ecuador de la sesión, una bandera roja en pista obligó a los pilotos a regresar a los talleres, aunque no por un problema de un monoplaza, sino por un cable que quedó al descubierto en la zona de la línea de meta.

Tras solventarse el problema, los tiempos en pista se quedaron congelados, dando paso a las tandas largas de rodaje para preparar la carrera y sin mayores incidentes en esta segunda sesión de ensayos para los pilotos y monoplazas de la nueva temporada de la Fórmula 1.

Batalla entre españoles en la primera sesión

Ya la primera sesión de libres había mostrado las verdaderas diferencias. Bottas fue el inmediato perseguidor de Hamilton antes de la reacción de Verstappen. Eso sí, el duelo más igualado fue el que mostraron los dos españoles en la pelea por el octavo puesto: solo les separaron veinte milésimas.

Peor registros marcó el compañero de Verstappen en Red Bull. Daniel Ricciardo solo pudo ser sexto y séptimo. En cambio, la diferencia de tiempos entre los ocho primeros se ha colocado en menos de un segundo, por lo que el domingo la pelea por el podium se avecina interesante.