España, campeona del mundo
La Selección española, en el podio del Mundial de China 2019. Captura de imagen

Pocos golpes le habrán sentado tan bien en su vida a Willy Hernangómez como el que se llevó este domingo, tras la victoria de España en el Mundial de baloncesto de China 2019. El contexto seguro que hizo que pronto olvidara el dolor: en ese momento, el pívot de Charlotte Hornets pisaba el podio con la medalla de oro al cuello.

Rudy Fernández, capitán de la Selección, levantó la copa que acredita a España como campeona por segunda vez en la historia. A su espalda, Willy recibió el impacto del trofeo en la cara, y se llevó brevemente la mano a la zona dolorida.

En medio del regocijo general, Rudy se dio cuenta también de lo que acababa de suceder y se interesó por el estado de su compañero, que no obstante siguió botando sobre el podio como si nada.