El estadounidense Tiger Woods cree que si algún golfista da positivo en un control antidopaje debe recibir "una sanción significativa" y explicó que espera hablar con el comisionado del Circuito Estadounidense para aclarar todas las dudas referentes a este tema.

"Dada nuestra reputación en este deporte, lo honorable que es y será, creo que el castigo tiene que ser algo significativo", señaló Woods en una conferencia de prensa previa a la disputa de la Copa Presidentes, que se celebrará desde el jueves hasta el domingo en Montreal (Canadá), y en la que presentó una nueva edición del torneo que organiza, el Target World Challenge.

La Fundación Mundial de Golf, que reúne a las mayores organizaciones de este deporte en el mundo, anunció la pasada semana su política antidopaje, que iniciará en 2008.

Dada nuestra reputación en este deporte, lo honorable que es y será, creo que el castigo tiene que ser algo significativo

El Circuito Estadounidense ya ha desvelado la lista de sustancias prohibidas, que tendrán que discutir con los jugadores, y el comisionado Tim Finchem apuntó que los detalles de cómo y cuándo serán los test y el tipo de sanciones aún están siendo estudiados.

Woods afirmó que Finchem mantendría una reunión con los golfistas esta semana y el número uno mundial mostró su curiosidad por ver qué sustancias estaría en la lista, sugiriendo que su deporte no necesita ser controlado en todos los productos prohibidos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Finchem ya advirtió que los glucocorticoesteroides y la Beta-2-Agonists no entraban en la lista del golf porque no aumentaban el rendimiento deportivo de un jugador, y que cada circuito podría elegir y añadir dichas sustancias a sus respectivas listas.

"Cómo de severos vamos a ser es una de las grandes preguntas que hay que hacer. Eso lo que estamos deseando hablar con Tim esta semana, tener más detalles y saber cómo de larga y extensa va a ser la lista", aseguró Woods.

Finalmente, el californiano dijo que no temía que algún compañero de profesión usase sustancias dopantes, y que en el caso de que lo hiciese, más que la sanción, lo peor sería que su honor quedaría en entredicho. "Creo que sería muy decepcionante si esto pasase. Pienso que la reputación de una persona quedaría seguramente muy dañada", sentenció.