Girona inscribe su nombre en Europa

El Akasvayu conquistó la Copa de la FIBA ante su público de Fontajau tras derrotar al Azovmash.
El Akasvayu posa con la Copa de la FIBA, la alegría se desató en Fontajau. (EFE)
El Akasvayu posa con la Copa de la FIBA, la alegría se desató en Fontajau. (EFE)
Fontajau: 4.838 espectadores

Akasvayu (17+23+19+20): Sada (2), McDonald (25), Salenga (9), Fucka (12), Bagaric (2) -equipo inicial-, Gasol (12), Marinovic (7), Gabriel (3), San Emeterio (7) y Middleton (-).

Azovmash (15+21+19+17): El-Amin (16), Liadellis (15), Powell (6), Bajramovic (15), Lishchuk (4) -equipo inicial-, Loktionov (4), Botichev (-), Gulyas (12), Rayevskyy (-) y Skutyelnik (-).

Goles Koromilas (GRE), Vojnovic (SRB) y Coelho (POR). Eliminados Lishchuk (min 33) y Botichev (min 35).

Árbitro Koromilas (GRE), Vojnovic (SRB) y Coelho (POR). Eliminados Lishchuk (min 33) y Botichev (min 35).

El Akasvayu inscribió ayer su nombre en la relación de equipos campeones europeos, después de imponerse al Azovmash de Ucrania en la final de una Copa FIBA que se disputó en un abarrotado pabellón de Fontajau.

La victoria, sin embargo, no fue tan fácil como se esperaba, en buena parte porque, de inicio, ya se vio que la presión iba a ser el principal enemigo de unos jugadores que ni mucho menos estaban tan sueltos como en la semifinal frente al Estudiantes.

El cuadro catalán acabó el primer periodo con una mínima ventaja de dos puntos (17-15) gracias a que un jugador con experiencia en citas de máxima relevancia como es Ariel McDonald asumió la responsabilidad.

Fucka y Dainius Salenga tomaron el relevo de McDonald en el tercer cuarto, aunque el conjunto ucraniano no estaba dispuesto a poner las cosas fáciles y reaccionó con un parcial de 1-12 que recortó las diferencias a sólo dos puntos (55-53).

En el último cuarto, intenso como ninguno, se impuso el juego de Marc Gasol y Fucka, que tiraron de fuerza para decidir de una vez la final.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento