El español Joan Horrach vence en la duodécima etapa del Giro

El español Joan Horrach, del Illes Balears, se impuso en la duodécima etapa del Giro de Italia, disputada con un recorrido de 171 kilómetros entre Livorno y Sestri Levante, en la que el italiano Ivan Basso, del CSC, mantuvo el jersey de líder.
Joan Horrach celebra su triunfo en el podio (Reuters).
Joan Horrach celebra su triunfo en el podio (Reuters).
Agencias

Horrach, que sorprendió a sus compañeros de escapada en la recta de llegada, invirtió un tiempo de 3h.55.53.

El pelotón con el líder llegó a 7:02 minutos.

Esta es la primera victoria española en el Giro´06.

Horrach remató una maratoniana escapada que nació en los primeros kilómetros de la jornada y que tuvo un final espectacular debido a las caídas de los italianos Sella y Mori.

Horrach, que logra así el triunfo más importante en su carrera profesional, fue el más astuto en la última parte: una vez que Sella y Mori fueran alcanzados debido a sus caídas, demostró sangre fría y dejó que los corredores que iban con él descubrieran sus cartas.

El primero fue el veterano corredor italiano Belli, le siguió otro italiano, Baliani, más tarde el rodador holandés Engels y finalmente Horrach dio un latigazo a falta de medio kilómetro y sorprendió a sus compañeros de aventura que se dedicaron a marcarse entre sí.

Tras él llegaban Engels y Sella, luego varios corredores intercalados y a más de cinco minutos el pelotón de los primeros de la general que comanda el italiano Iván Basso (CSC) seguido del español José enrique Gutiérrez a 2:48 minutos.

La carrera tuvo un comienzo nervioso, pues eran muchos los corredores que no estaban satisfechos con su comportamiento en la crono individual del día anterior y querían lavar su imagen con intentos de fuga.

Fue hacía el kilómetro ocho cuando el francés Bonnet (Credit Agricole) demarró y poco después se le unieron 14 corredores más entre ellos los españoles Horrach (Caisse D´Epargne) y Daniel Navarro (Liberty Seguros), el alemán Ludwig (T.Mobile) y el italiano Sella (Panaria) el mejor clasificado en la general en el puesto 22 a 11:27 minutos del líder.

Abandono de Laiseka

El pelotón no reaccionó, pero sí lo hicieron otros corredores que intentaron enlazar con los escapados y lo único que lograron fue acaparar el protagonismo con una espectacular caída en la que la peor parte fue para el español Roberto Laiseka (Euskaltel Euskadi). Intentó seguir pero no pudo y fue trasladado a un hospital de Pisa para comprobar el golpe de su rodilla derecha.

La fuga fue consentida por el equipo del líder, pues ninguno de los integrantes era peligroso y por ello que les facilitará las cosas, ya que los rivales más directos de Basso levantaron el pie en espera de terrenos más complicados para intentar sorprender a Basso.

Como en otras ocasiones en la parte final de la carrera fueron los conjuntos de los esprinters los que trataron de imponer un ritmo de caza, pero sin conseguir acercarse en la medida de lo esperado, ya que los fugados, a pesar de ser muchos, se entendían bien en los relevos y prueba de ello es que a falta de unos 40 kilómetros para el final lograban la máxima ventaja, de siete minutos.

Mañana se disputará la decimotercera etapa, entre Alessandria y La Thuile, de 218 kilómetros y el alto de San Carlo, catalogado de primera y cuya cúspide se encuentra a tan solo media docena de kilómetros de la línea de meta.

La jornada no termina en alto, pero como si lo fuera. Hasta pie de puerto el terreno es plano, por lo que la zarabanda entre los primeros de la general no llegará hasta bien entrada la etapa, prácticamente hasta el inicio de la subida de 10 kilómetros, con pendiente máxima del 15% y una media del 9,8%.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento