En una rueda de prensa, a la que acudieron todos los componentes de la primera plantilla y del cuerpo técnico, incluidos los médicos del club vigués, Pinto reconoció que tras la respuesta del Comité de rechazar el recurso de suspensión cautelar de la sanción de Giovanella, la plantilla decidió "tomar cartas en el asunto y denunciar el trato desigual" que sufre el jugador.

El portero andaluz comentó que la plantilla del Celta también apoya al jugador del Athletic de Bilbao Gurpegui pues "mientras no haya una resolución firme y definitiva se le deberá seguir desarrollando su trabajo como futbolista".

Volviendo al caso Giovanella, exigió "justicia igual para todos" y dejó claro que la plantilla del Celta "no está dispuesta a tolerar que se atropelle el derecho fundamental al trabajo" de uno de sus futbolistas.

Por su parte, el doctor Juan José Crespo solicitó al Consejo Superior de Deportes (CSD) que "se diga si se puede realizar el test de orina de Giovanella para aclarar si es un falso positivo (orina alterada), ya que no se puede condenar a un deportista sin todas las garantías existentes en la actualidad".

"Si actualmente el Laboratorio de la Comisión Antidopaje no dispone de un método de análisis válido para distinguir si los metabolismos de la nandrolona son de origen endógeno o de origen exógeno, que lo realice, y si no puede realizarlo que no se sancione a un posible inocente", subrayó.

Crespo recordó que "las sustancias encontradas en la orina de Giovanella pueden ser producidas de forma natural por el cuerpo humano -endógenas para la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) desde el año 2004- y que varios científicos defienden que después de un esfuerzo se puede sobrepasar de forma natural el límite establecido por la normativa española".