Santamaría
Ignacio Pérez Santamaría (d), del Getafe, ante Pablo Pinillos (i), del Racing. (Efe)
Un gol de Güiza, a falta de media hora para la conclusión del duelo, amplió la condición de invicto del Getafe en el arranque de Liga ante un Racing que ofreció facilidades defensivas y que se mostró nulo en ataque durante los 90 minutos.


El tanto local deshizo el equilibrio cuando el choque parecía condenado a un empate sin goles, lo más justo para dos equipos que nunca mostraron argumentos suficientes para conquistar el triunfo.

Poco, casi nada, ofrecieron Getafe y Racing en la primera mitad.

En la segunda parte el encuentro pareció por momentos del Racing hasta que Nacho superó a la defensa visitante con un centro elevado hacia Güiza. El delantero jerezano, beneficiado por la indecisión en la salida de Toño, cruzó el balón para dar ventaja al Getafe.

El propio delantero local tuvo la oportunidad de sentenciar el duelo, en otro balón que sorteó por encima a la zaga cántabra. Esta vez, Güiza, que controló el balón para encarar al portero, se precipitó con un empalme alto desde fuera del área.

Los fallidos intentos del Racing, con centros al área sin un destino concreto, marcaron los restantes minutos, en los que el Getafe necesitó mucho menos para crear peligro, como en una volea de Paredes o en un contragolpe culminado por Güiza, que recibieron la ágil respuesta de Toño.

FICHA TÉCNICA:

1 - Getafe:
Pato Abbondanzieri; Contra (Cortés, m. 64), Belenguer, Alexis, Paredes; Celestini, Casquero; Cotelo, Paunovic (Sousa, m. 80), Nacho; y Güiza (Pachón, m. 82).

0 - Racing de Santander: Toño; Pinillos, Rubén (Garay, m. 68), Pablo Alfaro, Luis Fernández; Vitolo, Colsa; Balboa (Rubén Castro, m. 66), Munitis, Felipe Melo; y Juanjo (David Aganzo, m. 46).

Gol: 1-0, m. 59: Güiza recoge un centro largo de Nacho y bate a Toño.

Árbitro: Javier Alvarez Izquierdo (C. Catalán). Amonestó a los visitantes Rubén (m. 16), Pinillos (m. 24), Munitis (m. 38) y Vitolo (m. 70).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de Liga en Primera División disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante unos 8.000 espectadores.