Getafe
Los jugadores del Getafe festejan un gol con la grada del Coliseum. (Efe) Efe

Increíble lo vivido en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. Muy pocos creían en poder dar la vuelta al 5-2 ante todo un Barcelona y plantarse en la final de la Copa del Rey, pero se hizo. Y encima les sobró un gol.

Ya lo advirtió el entrenador Bernd Schuster, si remontamos habrá que "quemar luego el estadio". Pues fue lo único que les faltó a la afición azulona, que vivió un duelo digno de pasar a la historia.

Ya en el estadio, antes del inicio, el vídeo-marcador alentaba la esperanza de los seguidores locales, con los goles subiendo poco a poco al marcador hasta el 3-0 y con un mensaje por debajo: "¡Es posible!".

Pocas remontadas así se han visto en la Copa del Rey. El Getafe salió a por todas y le fueron saliendo bien las cosas, en la primera parte ya habían conseguido los dos goles y se quedaban a uno.

En la segunda mitad, cuando se esperaba un Barça más sólido, siguió la increíble película. Los azulgrana han recibido un fuerte golpe en su moral. Jugaron mal, se vieron sorprendidos y no tuvieron un planteamiento razonable. Al Barça le queda la Liga, pero Rijkaard se va a llevar muchos palos.

El Getafe puso en ridículo al Barça

Primer minuto y primer susto, Güiza no acertó a batir a Jorquera. Pero estaban arrinconando al Barça gracias al trabajo de Celestini y Casquero, inmensos durante el primer acto.

El Getafe no se desesperó y usó la paciencia como un arma mortal. Mientras, el Barça estaba dormido. Pero entonces apareció Casquero para abrir la lata catalana. En el minuto 38 cuando agarró un chutazo que botó delante de Jorquera.

Güiza, antes del descanso, anotó el segundo. El Barcelona se iba al vestuario sin disparar. En la segunda parte todo seguía igual. El Getafe no daba signos de cansancio, pero le costaba materializar las ocasiones.

En las gradas se gritaba ese "¡a por ellos, oe!, ¡a por ellos, oe!", popularizado hace apenas unos meses por la selección española.

Jorquera sacó una mano impecable para que no marcara Güiza el tercero. Rijkaard, nervioso, sacaba a Gudjohnsen y Saviola, pero no era la noche. Todo estaba en contra del Barcelona y todo a favor del Getafe.

La remontada se culminó con un tanto de cabeza de Vivar Dorado. Sin tiempo para despertar de la pesadilla, Jorquera recogió el cuarto de la red. Güiza fusiló la meta barcelonista y el delirio se transformó en locura. La afición creyó en el Getafe y consiguieron el imposible.

Ficha técnica:

4.- Getafe:
Luis García; Contra, Belenguer, Alexis, Paredes; Mario Cotelo, Celestini (Pachón, min. 75), Casquero, Vivar Dorado (Alberto, min. 83) ; Verpakovskis (Manu, min. 63) y Güiza.

0.- Barcelona: Jorquera; Zambrotta, Puyol, Oleguer (Gudjohsen, min. 60) Silvinho; Edmilson, Xavi, Iniesta; Giuly (Saviola, min. 65) Ronaldinho y Eto'o.

Goles: 1-0, min 38: Casquero bate a Jorquera desde fuera del area; 2-0, min 44: Güiza remata a la red un balón perdido dentro del área pequeña. 3-0, min. 66: Vivar Dorado remata de cabeza una falta botada por Cosmin Contra. 4-0, min. 68: Güiza fusila a Jorquera desde dentro del área.

Árbitro: Medina Cantalejo (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla a Paredes (min. 18), Maris (min. 43), Casquero (min. 57), Belenguer (min. 64), Pachón (min. 90) y Contra (min. 91) por parte local y a Silvinho (min. 67) por parte visitante

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, celebrado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante cerca de 15.000 espectadores. Presenció el encuentro en el palco el cantautor Joan Manuel Serrat.