Gemma Mengual y su libro
Gemma Mengual posa con su libro, El agua o la vida. EFE

La exnadadora de sincronizada Gemma Mengual ha responsabilizado este miércoles a la exseleccionadora del equipo español, Anna Tarrés, de su retirada al regresar al equipo nacional tras su embarazo.

No expliqué los motivos de mi retirada en 2012 por respeto a mis compañeras

"Competir me hacía feliz. Encontrarme con uLos na pared no me compensaba. Me hacía estar mal", ha asegurado la catalana en la presentación de su libro El agua o la vida.

En el acto, al que ha asistido el presidente de la Federación Española de Natación, Fernando Carpena, ha relatado que Tarrés no le puso "las cosas fáciles" después de su maternidad: "No encontré el apoyo que pensaba que me encontraría cuando decidí regresar a la piscina. No lo digo desde el rencor, pero Anna fue una pared"

Asimismo, ha afirmado que en 2012 no reveló los motivos reales de su retirada "por respeto" a sus excompañeras, ya que se estaban preparando por los Juegos Olímpicos de Londres. "Me quería ir contenta porque creía que había tomado la decisión correcta. Pero ahora creo que lo debía explicar", ha puntualizado.

Mengual se ha mostrado convencida de que hubiera podido participar en Londres'12 y en los Mundiales de Natación de Barcelona, que se celebra el próximo julio, "pero cuando después de regresar a entrenar me encontré con lo que me encontré y lo dejé".

Mengual, que después de la destitución de Tarrés fue designada como asesora artística del nuevo equipo técnico dirigido por Esther Jaumà, ha opinado que cree que sus excompañeras vivirán la competición de otra manera. "La entrenadora que está actualmente (Esther Jaumà) es muy ambiciosa y seguro que conseguirá muchas cosas", ha señalado Mengual, quien ha reconocido que sentirá "nostalgia" al no poder participar en los Mundiales de Barcelona. "Si todo hubiera ido bien me podría haber retirado en mi ciudad. Estaré ahí de otra manera, pero no me podré despedir compitiendo", ha concluido.

"Tarrés me tenía muy controlada"

Preguntada por su relación con Tarrés, ha confesado que "era una parte muy importante" de su vida, hasta tal punto que, según ha dicho, la tenía "muy controlada". "Le tenía que pedir permiso para todo. Yo estaba dentro de la dinámica y lo aceptaba, pero eso no quiere decir que estuviera de acuerdo", ha comentado.

En este sentido, Mengual ha reconocido que "quizás debería haber impuesto" su criterio en algunas decisiones de Tarrés, aunque, según su opinión, era la mejor senda para obtener las medallas. "Estaba en un equipo y creíamos que era el camino que debíamos seguir para llegar a los éxitos", ha matizado.