David de Gea
David de Gea comparece ante los medios de comunicación. ATLAS

Los futbolistas David de Gea e Iker Muniain no serán investigados por su presunta implicación en el caso Torbe.

Los deportistas se vieron inmersos en la trama después de que una testigo protegida en la investigación al empresario y director porno Ignacio Allende Torbe contara a la Policía que fue obligada en 2012 a mantener relaciones sexuales con Muniain, en una cita que habría contratado el guardameta De Gea.

Ahora, según el diario Sport, la investigación policial no ha encontrado indicios de que los dos futbolistas hayan abusado de la prostituta y después la hayan amenazado.

El juez ha concluido que el encuentro entre Muniain y la mujer, una prostituta  y actriz porno, fue consentido y por tanto no hay delito. Los dos jugadores no tendrán que declarar en el juzgado que lleva el caso, el 29 de Madrid.

Encuentro sexual

El pasado 10 de junio y en pleno inicio de la Eurocopa, eldiario.es desvelo una serie de informes policiales en el que se concedía "un alto grado de credibilidad" a las declaraciones de la testigo protegida.

Conforme a esa versión, la testigo explicó a la Policía que el director de cine porno la condujo, bajo la promesa de que cobraría bastante dinero, a un hotel madrileño de cinco estrellas, donde se encontró con otra mujer, con el delantero del Athletic de Bilbao Iker Muniain y con otro futbolista que no pudo identificar.

Según la declaración, Torbe les dijo a ella y a la otra mujer "que no se podían ir y que tendrían que hacer todo lo que ellos quisieran", amenazándolas, y también les especificó que "no grabaran nada para no afectar a sus carreras". La testigo relata que ambas mujeres sufrieron "agresiones físicas y sexuales", ya que "si se negaban eran agredidas físicamente" por ambos hombres, y que además no cobraron nada porque todas las ganancias se las llevó el director y actor porno Torbe.

De Gea, concentrado con la selección nacional en Francia, declaró que estaba "muy tranquilo" y que lo que se estaba diciendo sobre el caso era "falso".

Ahora la policía, siempre según Sport, ha encontrado "contradicciones" en el relato de la testigo. ha descubierto que, antes de presentar su denuncia, la joven intentó vender el relato de su historia sexual con los futbolistas a por lo menos dos medios de comunicación, pero con una versión muy distinta a la denunciada ante la policía.