Pau Gasol
Pau Gasol anota pese a la oposición de la defensa de los Trail Blazers de Portland. (Armando Arorizo / EFE). Armando Arorizo / EFE

Se sufrió. Vaya si se sufrió. Los Lakers se las prometían muy felices la pasada noche en la visita de los Trail Blazers de Portland al Staples Center de Los Angeles al recibir a un equipo, en teoría inferior y sin su estrella (Brandon Roy), que venía de perder ocho de sus últimos diez partidos. Todo lo contrario de los angelinos, que sumaban ocho victorias consecutivas y buscaban la novena sin tener muchos sobresaltos. La novena llegó (96-83), pero los Lakers sudaron de lo lindo para conseguirlo.

Gasol hizo su trabajo bajo el tablero para acabar con 15 puntos y 9 rebotes

El partido estuvo de cara para los Blazers desde el principio. Los locales parecían muy confiados y se durmieron en los laureles quizá demasiado tiempo permitiendo que la confianza de los jugadores visitantes fuera creciendo poco a poco. Así, la ventaja para los Blazers iba engordando hasta llegar a un máximo de 13 puntos. Finalmente, llegaron al descanso con siete tantos de diferencia (44-51) y con la sensación de que los Lakers estaban más preocupados en otras cosas que en el propio partido.

Pero al final del tercer cuarto cambió todo. Bryant (30 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias) cogió la batuta de los locales y empezó a encadenar una canasta tras otra, el base suplente Jordan Farmar pasó de ser secundario a protagonista con un partidazo (21 puntos) y Pau Gasol, quizá en su partido menos decisivo desde que llegó a los Lakers, hizo su trabajo bajo el tablero para acabar con 15 puntos y 10 rebotes, su segundo doble-doble con los amarillos.

Así, los locales llegaron a ponerse con ventaja (62-60) cuando se llegó al último cuarto donde sentenciaron ante unos impotentes Blazers que veían cómo se escapaba una victoria que hubiera sido la campanada de la jornada. Incluso el técnico Nate McMillan fue expulsado por protestar al árbitro. El electrónico 'dibujó' un 96-83 final que significó la victoria número 40 para los de Hollywood, que se confirman como los líderes de la Conferencia Oeste.

No nos olvidamos del 'blazer' Sergio Rodríguez que, como siempre, jugó poco (siete minutos) para aportar 2 puntos y 2 asistencias a los suyos. El base español tuvo mala suerte porque, aunque jugó unos buenos minutos, su presencia en la cancha coincidió con un pequeño bajón de Portland y fue sustituido por McMillan.

Derrota de Navarro

El base Steve Nash y el alero Amare Stoudemire aportaron 25 puntos cada uno para llevar a los Suns de Phoenix a una victoria por 127-113 sobre los Grizzlies de Memphis del escolta español Juan Carlos Navarro.

Los 23 puntos que consiguió Navarro es la cifra más alta que logra en lo que va del mes de febrero, y es la primera vez que supera la barrera de los 20 puntos en el mismo lapso.

El español jugó 44 minutos y aportó 7 de 18 tiros de campo, incluidos 6 de 11 de tres puntos, y estuvo perfecto en los de personal con 3 de 3, capturó tres rebotes y dio cinco asistencias.

Los Grizzlies (14-43) sumaron su sexta derrota seguida y continúan últimos en la División Suroeste.