A la séptima temporada fue la vencida

  • Llegó a Memphis vía Atlanta Hawks, siendo número de 3 del draft.
  • En Tennessee ha madurado y se ha fraguado un nombre en la NBA.
  • Abandona así la tierra de Elvis para jugar con Kobe Bryant.
  • Especial Baloncesto NBA
Gasol, ante Los Ángeles Lakers. (EFE)
Gasol, ante Los Ángeles Lakers. (EFE)
EFE

Las sucesivas críticas de Pau Gasol a lo largo de la presente temporada han hecho efecto y el mejor jugador español de la historia, ese que retomó la senda de Fernando Martín allá por 2001 cuando cruzó el charco para recalar en una franquicia NBA, jugará en Los Ángeles Lakers.

Ya lo dijo Kobe Bryant cuando vino a Barcelona el pasado verano, sobre la necesidad de hacer un equipo de garantías de cara a la consecución de títulos. Pau Gasol responde perfectamente a las necesidades del conjunto californiano, liderado desde el banquillo por Phil Jackson y desde la pista el propio Kobe, y que carecían de un referente bajo los tableros.

Pero todo comenzó allá por 2001, cuando Pau Gasol salía seleccionado en la primera ronda del draft como número tres por Atlanta Hawks. Dicha franquicia traspasó los derechos del pívot, a cambio de Abdhur - Rahim, a la que ha sido su casa durante seis temporadas y media desde que fuera presentado el 1 de octubre de 2001. Sus números en el equipo de Tennessee han experimentado una evolución magnífica, siempre favorables al equipo.

En su primera temporada deslumbró con 1.441 puntos, con más de 3.000 minutos disputados en un total de 82 partidos disputados. Grandes cifras a nivel personal, pero pobre bagaje colectivo. Memphis atravesaba así una temporada de transición, pero Gasol era galardonado como mejor rookie del año, además de estar incluido en el quinteto ideal de los novatos de la Liga.

Con este comienzo, parecía complicado que el de Sant Boi superara su cifras, pero el pívot español se ha caracterizado en estas casi siete temporadas en Memphis que su mayor virtud es la de la regularidad. Su segunda temporada fue de nuevo un fiasco en cuanto a resultados se refiere a nivel colectivo, aunque formó parte del equipo de Sophomores en Atlanta.

Con un balance de 28 victorias y 54 derrotas, la franquicia estaría ante su punto de inflexión, la temporada 2003-2004.

Playoffs y grandes marcas

Con Hubbie Brown en el banquillo como segundo año, Gasol y compañía se meterían en los Playoffs por primera vez, batiendo nuevos récord en cuanto a jugadores españoles se refiere. Pese a ello, cayeron por 4-0 ante San Antonio y así ponían fin a una temporada memorable. Gasol se perdió su primer partido en la NBA, al caer lesionado en abril, poniendo fin a una racha de 240 partidos sobre la cancha.

Con estas marcas, Gasol amplió su contrato con la franquicia de Tennessee hasta 2011, el que tenía hasta la fecha. Ese año Gasol volvía a meter a su equipo en Playoffs pero volvía a perder 4-0 ante Phoenix Suns. A mencionar, esa temporada lograba la cifra de 5.000 puntos y 500 rebotes en su carrera.

All Star

En 2005, Pau Gasol tocaría el cielo, o lo que es lo mismo, disputaría el Partido de las Estrellas (All Star), siendo el primer español en conseguirlo, y adornando más si cabe su carrera, aunque sus cifras en el mismo no fueron nada del otro mundo: 12 rebotes.

2006 comenzó complicado al volver lesionado del Mundial de Japón con la selección española. Se perdería 23 partidos de la fase regular, pero retornaría con más fuerza que nunca, marcando sus mejores cifras generales en toda su andadura norteamericana: 20,8 puntos, 9,8 rebotes, 3,4 asistencias y 2,1 tapones.

Esta temporada pulverizó otro récord en la franquicia de Tennessee, al convertirse en el máximo anotador en la historia de los Grizzlies con 7.801 puntos, que poseía Shareef Abdur-Rahim.

A por el anillo

Y así se llegó a una temporada aciaga, compleja para un ganador que forzó la llegada de su amigo Juan Carlos Navarro como garantía de mejora en el equipo y que se marcha dejando una situación muy complicada, 13-33, la tercera peor de la liga.

Ahora, Gasol busca referentes estelares, como es el caso de Kobe Bryant, al que Gasol le viene como anillo al dedo y viceversa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento