Los Lakers de Pau ganan tras dos derrotas y se imponen a los Grizzlies de Marc (105-96)

  • Los dos hermanos se enfrentaron por primera vez en la NBA.
  • Pau consiguió 15 puntos; Marc, 8.
  • Toronto rompe una racha de 5 derrotas consecutivas.
Los hermanos Gasol, fundidos en un abrazo. (M. BROWN / EFE)
Los hermanos Gasol, fundidos en un abrazo. (M. BROWN / EFE)
EFE/MIKE BROWN

El ala-pívot español Pau Gasol había anticipado que su vuelta a Memphis por primera vez desde que fue traspasado a Los Ángeles Lakers iba a estar llena de emociones y no se equivocó porque las hubo tanto en el apartado personal como deportivo.

Por primera vez en la NBA, Pau y Marc Gasol iban a protagonizar un duelo de hermanos extranjeros, que al final cayó del lado del mayor, quien fue recibido entre abucheos y aplausos por parte de los seguidores de los Grizzlies, su ex equipo.

Aunque lo más importante fue ver cómo su nuevo equipo, gracias a las genialidades de la estrella Kobe Bryant, no era humillado con la tercera derrota consecutiva ante un rival con marca perdedora, al que al final pudieron ganar por el estrecho marcador de 96-105.

Sólo cuando faltaban 34 segundos para el final del partido, el marcador señalaba un empate a 96-96, pero como siempre sucede, si los Lakers quieren ganar el partido debe surgir Bryant con la canasta decisiva y eso fue lo pasó: la estrella angelina recibió un pase perfecto de Pau Gasol para anotar un triple mortal.

Los Grizzlies ya no pudieron recuperarse del golpe porque Rudy Gay falló el triple que había conseguido Bryant, que todavía se permitió el lujo de anotar tres puntos más uno desde la línea de personal y otro, el último del partido con un mate espectacular.

Imparable Kobe, perfecto Pau

Los Lakers ganaban y Bryant volvía a ser el héroe al conseguir 36 puntos, incluidos 12 en el cuarto periodo, después de anotar 14 de 23 tiros de campo, incluido el triple decisivo de cuatro intentos, y 4-5 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes, repartió tres asistencias y recuperó dos balones.

Mientras, Pau Gasol también hizo su trabajo a la perfección como lugarteniente que lideró al equipo al comienzo del partido, sin preocuparle la presión de las emociones y los abucheos de los seguidores de los Grizzlies, y al final fue el segundo máximo encestador y el más consistente del equipo.

El hermano mayor de los Gasol aportó 15 puntos, con siete rebotes, líder del equipo, seis asistencias y puso dos tapones para reivindicar su poder bajo los aros.

Pau Gasol jugó 33 minutos y anotó 6 de 10 tiros de campo y 3-4 desde la línea de personal, no perdió ni una sola vez el balón y sólo cometió una falta personal ante el marcaje del serbio Darko Milicic, dado que su hermano Marc Gasol se dedicó más al pívot Andrew Bynum, que también aportó 13 tantos.

Con su juego, Gasol reivindicó ante los Grizzlies por qué dejó a su paso por Memphis el liderazgo en 12 categorías diferentes, incluyendo puntos, rebotes y tapones, para ser además el único jugador en la historia del equipo que fue seleccionado a un Partido de las Estrellas, en 2006.

Momento agridulce

Eso llevó a los directivos del equipo a presentar en el descanso un vídeo de la trayectoria deportiva de Pau Gasol en Memphis, momento en que hubo los mayores abucheos de la noche.

De nuevo, el alero Rudy Gay, el hombre que ocupó el puesto de jugador franquicia dejado por el hermano mayor de los Gasol, fue el líder en el ataque de los Grizzlies al conseguir 23 puntos con siete rebotes, pero falló el triple decisivo que hizo la diferencia en el marcador final.

Marc Gasol quedó en un segundo plano durante toda la noche, porque no mantuvo nunca un duelo directo con su hermano, y además no tuvo su mejor actuación individual al quedarse con sólo ocho puntos y siete rebotes.

El segundo de los hermanos Gasol jugó 32 minutos para anotar 2 de 7 tiros de campo y 4-4 desde la línea de personal, repartió dos asistencias, recuperó dos balones y perdió cinco veces el balón para cometer tres faltas personales.

Calderón gana con Toronto

Los Raptors de Toronto sumaron su tercera victoria en los últimos trece partidos y cortaron la racha de cinco derrotas consecutivas con una victoria frente a los Clippers de Los Ángeles (75-97), a la que José Manuel Calderón colaboró con ocho puntos y nueve asistencias.

Rudy y Sergio pierden

Los dos españoles que militan en los Portland Trail Blazers, Rudy Fernández y Sergio Rodríguez, no pudieron hacer nada para evitar la derrota de su equipo frente a los Nuggets por 97-89.

La aportación española se limitó a los 9 puntos de Rudy en 18 minutos y a las 3 asistencias de Sergio en 5 minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento