Pau Gasol
El baloncestista español Pau Gasol, durante la rueda de prensa que ofreció esta tarde en Madrid. Kiko Huesca / EFE

Cuando parecía que la normalidad llegaba a la concentración de la selección española de baloncesto, con Pau Gasol, recuperado de su lesión en el índice de la mano izquierda, entrenándose con normalidad, fue Rudy Fernández el que dio el susto.

El alero español tuvo que abandonar el último entrenamiento con un tirón muscular. Tras el primer diagnóstico, Rudy Fernández sufre una pequeña rotura fibrilar "en la musculatura isquiosural de la pierna derecha".

"Se estima que hasta dentro de unas 48 horas no se podrá realizar un pronóstico más concreto sobre el tiempo en el que el jugador deberá guardar reposo antes de reincorporarse a los entrenamientos con el resto de sus compañeros", explica el primer parte médico facilitado por la Federación Española de Baloncesto.

Primera parada, Vilna

El equipo español se ejercitó esta mañana en el polideportivo Magariños y esta tarde se desplazará a Vilna donde disputará, ante Lituania, el último partido preparatorio del Europeo.

Antes de que el seleccionador nacional, el italiano Sergio Scariolo, reuniese a sus pupilos para mantener con ellos una charla previa al entrenamiento, Gasol practicó, con su dedo índice izquierdo aún vendado, los tiros libres con otros compañeros.

Scariolo mantuvo unos minutos de conversación con el base Ricky Rubio, que desde la pasada noche es jugador oficial del Barcelona, antes del comienzo del entrenamiento, mientras el pívot Jorge Garbajosa y el alero Álex Mumbrú recibían asistencia por parte de uno de los componentes del equipo técnico para aliviar sus molestias físicas antes de la sesión.

El entrenamiento comenzó con el ensayo de una jugada táctica a las órdenes de Scariolo entre Pau y Marc Gasol, Juan Carlos Navarro, Raúl López y Víctor Claver.

A continuación, se unieron el resto de jugadores y una vez finalizada la parte táctica dieron paso a la física.

El próximo viernes la selección viajará hasta la capital de Polonia, Varsovia, donde el 7 de septiembre dará comienzo el Europeo y el combinado español se enfrentará ese día a Serbia.