La cercanía de su posible traspaso y la cantidad de equipos que le desean en sus filas ha despertado las primeras críticas hacia el español en Memphis. Ayer, Gasol no se cortó: «Es una vergüenza que se cuestione mi profesionalidad. Estoy siendo criticado por querer ganar. ¿Y eso les parece mal? Llevo en Memphis mucho tiempo. Soy leal a mi equipo.

Soy una persona leal», dijo el jugador de Sant Boi, codiciado por una ingente cantidad de equipos: Chicago, New Jersey, Boston, Utah, Lakers, Heat...