Los Angeles Lakers caminan con paso firme hacia la final de la NBA con un Kobe Bryant que marca la diferencia. Pero detrás de él está un Pau Gasol que se ha convertido en una pieza fundamental para el equipo angelino, en palabras del propio Phil Jackson.

Gasol juega duro y tiene mucho más carácter de lo que la gente piensa

El primer partido contra Utah Jazz le sirvió al español para reivindicarse y acallar a aquellos que le han criticado por no ser un jugador duro en defensa. Pero su marcaje a Carlos Boozer, que acabó eliminado por faltas personales, ha puesto a Gasol en boca de todos.

"No se valora la defensa de Gasol. Es muy alto y consigue que los rivales no hagan buenos tiros", declaró tras el partido Lamar Odom, otro jugador que ha crecido esta temporada con la compañía de Gasol. "No sé por qué se cuestiona la dureza de Gasol. Juega duro y tiene mucho más carácter de lo que la gente piensa", añadió el reserva angelino Ronny Turiaf.

Todo un reto

Por las características de los Jazz, Gasol tiene la oportunidad de brillar más que nunca. "Contra Utah Pau será clave. Por su control del rebote y su dominio en la pintura nos va a ayudar mucho en la eliminatoria contra Utah", asegura Phil Jackson.

El duelo servirá para contrastar el poderío defensivo de Gasol. Los Jazz tienen en nómina a un buen puñado de hombres altos: "el turco Okur (2,11 metros), Carlos Boozeer (2,06) y el ruso Kirilenko (2,06). Con este triplete bajo los aros, Gasol tiene un reto hercúleo por delante. De momento lo está superando: en el primer partido pudo con Boozer y se ha ganado los elogios de su técnico y de sus compañeros.