Calderón
José Manuel Calderón lanza un tiro libre. (ARCHIVO)

No hubo calidad, pero sí suspense en el partido que los Grizzlies de Memphis ganaron por 108-105 a los Pacers de Indiana después de haber estado hasta 17 puntos por debajo en el marcador.

El escolta novato O. J. Mayo fue, junto con el ala-pívot reserva Hakim Warrick, el encargado de encabezar el ataque de los Grizzlies y conseguir las canastas decisivas que les permitió alcanzar la victoria y romper una racha de cuatro derrotas consecutivas.

A pesar del triunfo, los Grizzlies volvieron a confirmar que tienen un largo camino que recorrer

El pívot novato catalán Marc Gasol salió como reservas para hacer un buen partido con una aportación de 14 tantos y cinco rebotes. Gasol jugó 24 minutos para anotar 7 de 10 tiros de campo y falló los dos lanzamientos que hizo desde la línea de personal, repartió una asistencia, lo perdió una vez y le pitaron cuatro faltas.

A pesar del triunfo, los Grizzlies volvieron a confirmar que tienen un largo camino que recorrer en cuanto a la inconsistencia de su juego ofensivo al anotar sólo 24 de los 40 lanzamientos de personal que completaron.

O'Neal y Calderón dan nueva vida a los Raptors

La superación en la crisis de juego de los Raptors de Toronto tuvo esta vez como grandes protagonistas al pívot Jermaine O'Neal y al base español José Manuel Calderón que fueron los artífices del triunfo logrado por 101-107 ante los Kings de Sacramento, el segundo consecutivo.

Ambos jugadores fueron los que lideraron las acciones del ataque y además anotaron siempre los puntos decisivos como fueron los cuatro últimos, que consiguieron desde la línea de personal cuando faltaban 18 segundos para concluir el partido.

O'Neal con 36 puntos (15 de 19 tiros de campo y 6-8 desde la línea de personal), su mejor marca en los dos últimos años, nueve rebotes, tres recuperaciones de balón, dos tapones y dos asistencias, fue el líder indiscutible de los Raptors (12-17), que pasan a ocupar el tercer lugar de la División Atlántico.

Los Raptors pasan a ocupar el tercer lugar de la División Atlántico

Junto a O'Neal, Calderón volvió a dar una lección de juego completo, seguro en cada una de las acciones tanto en los tiros a canasta como en la distribución de los pases para conseguir ser el segundo máximo encestador con 16 puntos, siete rebotes, seis asistencias y una recuperación de balón.

El base español hizo siempre una buena selección a la hora de tirar a canasta y anotó 5 de 9 tiros de campo, falló un intento de triple, y estuvo perfecto desde la línea de personal con 6-6 para seguir sin fallar en los 66 lanzamientos que ha hecho esta temporada, la mejor marca de la Liga.

Calderón, que jugó 39 minutos, los mismos que O'Neal para ser los que más tiempo estuvieron en el campo, aseguró la victoria cuando con 18 segundos para concluir el partido forzó al alero Spencer Hawes a que le hiciese personal y anotó los dos tiros libres que dejaron un parcial de 99-105 sin respuesta para los Kings.