Bale
Bale se entrena con normalidad EFE

Los días de Gareth Bale en el Real Madrid parecen estar llegando a su fin. Su agente y el club trabajan para buscarle una salida y Zidane lo ha dejado más que claro: "Si se puede ir mañana, mejor".

Sin embargo, pese a que, como se suele decir, tiene ya un pie fuera, el galés continúa trabajando con normalidad, aparentemente ajeno a todo el lío que está generando su futuro.

En la tarde del domingo, hora estadounidense, el equipo se entrenaba a las órdenes de Zidane en el FedExField, cerca de Washington DC, para preparar el duelo ante el líder de la Iternational Champions Cup, el Arsenal, en la madrugada del martes al miércoles.

En el debut ante el Bayern de Múnich en el torneo internacional que sirve para medir la pretemporada de los grandes europeos, Gaareth Bale no fue ni convocado, y Zidane fue muy directo en rueda de prensa: "No está porque se le está buscando una salida". Una acitud que enfadó al agente del jugador, que calificó a Zidane de "vergüenza".

Y, pese a esta 'guerra', ahí estaba Bale, entrenándose tranquilo, mientras su representante tantea las ofertas millonarias que llegan de China o el posible trueque con el PSG  por Neymar.